la carta del día

Servicio de atención domiciliaria público y de calidad

27.04.2021 | 00:24
Servicio de atención domiciliaria público y de calidad

El Pleno del Ayuntamiento de Pamplona-Iruña acordó el pasado jueves día 15 terminar con la gestión directa del Servicio de Atención a Domicilio. Técnicos y trabajadores sociales definen esta decisión como "un bucle de 20 años girando sobre sí mismo sin aceptar la naturaleza que la distingue de otras atenciones de servicios sociales".

El famoso informe externo en el que se han basado los dos grupos municipales (Navarra Suma y PSN) para tomar esta decisión para nada ha tenido en cuenta los estragos que ha producido el coronavirus entre la gente mayor y la urgente necesidad de cambiar las políticas de cuidados: una mejor atención personal, una mejor capacitación de cuidadoras y cuidadores, unas condiciones adecuadas y dignas de trabajo. En ninguna de sus conclusiones hemos visto nada relacionado con la complejidad de un servicio flexible, coordinado con los trabajadores sociales, trabajadoras familiares, Unidades de Barrio.

El mero cambio de fórmula de gestión, si no va acompañado de una buena planificación y objetivos concretos no garantiza mejora alguna. Más es, el deterioro previsible de un servicio en el que tantas esperanzas se han depositado va a generar una nueva frustración de la política.

Las Asociaciones de Mayores rechazamos frontalmente esta decisión. Teniendo en cuenta que el 87% entre los mayores de menos de 75 años, grupo mayoritario en un futuro inmediato, desea residir en su casa el mayor tiempo posible y que las enfermedades crónicas asociadas al envejecimiento exigen unas políticas de cuidados integrales, la exigencia de una mejora sustancial de la Atención Domiciliaria es no solamente una prioridad, es una exigencia vital para que estos proyectos de vida y esta ilusión puedan poderse cumplir. Exigimos servicios sociales públicos y dignos para las personas usuarias, y también condiciones laborales dignas para el personal que las atiende ya que las gestiones privadas dejan al descubierto demasiadas carencias.

En consecuencia, hacemos nuestra la postura de las trabajadoras del EMAD y de su comité de empresa, apoyamos todas las movilizaciones que están convocando, y pedimos a la opinión pública tome conciencia de lo mucho que se juega nuestra sociedad, especialmente la gente mayor, ante una medida tan increíblemente perniciosa.

Firmantes: Asociaciones de mayores: Amona, Anapen, Anapp, FP/CCOO, Lacarra, Oneka, Pentsionistak Martxan, Sasioa, UJP/UGT