Que la Comparsa de Iruña se ponga las gafas moradas

08.11.2021 | 23:47
Que la Comparsa de Iruña se ponga las gafas moradas

Es conocido el éxito que tiene la Comparsa de Iruña entre la chiquillería. En la escuela está presente en los juegos y conversaciones. Todos los días vemos a niñas y niños con los gigantes o jugando como si lo fueran.En las primeras etapas aparecen en el juego simbólico y con el tiempo muchos niños y niñas manifiestan interés por participar en la comparsa real, ya sea bailando o tocando un instrumento.Todo ello nos lleva a preguntarnos si los valores que transmite la Comparsa de Iruña y los que transmitimos en la escuela van al unísono. Precisamente en la escuela intentamos transmitir valores como igualdad entre sexos, diversidad e inclusión, y no creemos que los gigantes y kilikis los reflejen.Concretando, por una parte, en los desfiles de la Comparsa de Iruña los gigantes van los primeros y las gigantas después, primero blanco/a y al final negro/a, mostrando falta de igualdad de género y supremacismo blanco.Por otra parte, siempre las chicas y chicos son pareja, tal y como manda el heteropatriarcado. Entre los kilikis y cabezudos/as la presencia de mujeres es muy escasa.Solo hay dos mujeres cabezudas, una como pareja de un hombre y la abuela. El alcalde y el concejal son hombres, mandatarios precisamente, y no hay mujeres kilikis.Actualmente la organización de la comparsa refleja la sociedad de otra época y deja al descubierto las discriminaciones que se deben de mejorar en nuestra sociedad. Por todo ello nos gustaría tener una comparsa más igualitaria.Estas son algunas de nuestras sugerencias:Entre los y las gigantas las parejas podían ser más diversas, 2 chicos o dos chicos y con razas diferentes.Sería muy enriquecedor tener personajes significativos. ¿Por qué no poner una sorgina curandera, Remigia Etxarren Aranguren (Mademoiselle Agostini) o Emiliana Zubeldia Inda?También nos gustaría que el nombre de la comparsa fuera más igualitario, Comparsa de gigantes y cabezudos. De otra manera, aceptando y promoviendo este tipo de juego en la escuela estamos demostrando una postura contraria a dichos valores.Resumiendo, teniendo en cuenta la importancia que tiene la comparsa entre los/as niños/as, sería un instrumento inmejorable para transmitir otros valores, acompañando la labor de la escuela. Por medio de ella se podría aprender diversidad de género, sexual, cultural, etcétera.Por medio de este escrito queremos suscitar vuestra reflexión, porque dar a nuestras niñas/os referentes adecuados es nuestro cometido. Que la tradición no sea una excusa para mejorar. Tenemos que ir a la par del desarrollo de la sociedad.Esperamos contestación.

Fátima de Miguel Zabala, Garoa Irurzun Lopez , Itziar García Medina, Miren Rico Arcelus, Aitziber Jauregi Beaskoetxea, Nerea Domeño Elarre, Izaskun Garate Iturriagagoitia, Esperanza Burusko Goñi, Ion Zeberio Morras, Sara Gorriti Aldaz, Marisol Azanza Ez

noticias de noticiasdenavarra