la carta del día

5 años trabajando en Anfas

09.12.2021 | 00:24
5 años trabajando en Anfas

Soy una persona con parálisis cerebral, asociada en parte a discapacidad intelectual. Escribo este artículo para celebrar una gran noticia. Y es que dentro de poco cumplo 5 años trabajando en Anfas. Entré a trabajar en esta asociación el 21 de diciembre del 2016. En Anfas, antes de entrar al mundo laboral, iba a hacer diferentes actividades como autogestión, baile y otras muchas más. Anfas es una asociación que apoya a las personas con discapacidad intelectual y sus familias.

Cuando me dieron la noticia de que entraba a trabajar en Anfas, fue como si me hubiera tocado en aquel momento la lotería. Desde aquel 21 de diciembre, trabajo en el Servicio de Accesibilidad Cognitiva de Anfas. En este servicio trabajamos para intentar hacer un mundo más fácil de entender para todas las personas, en especial las personas con dificultades en la comprensión. Para entrar a trabajar en este servicio me formé, junto a mi compañera Sonia, en formador de formadores en lectura fácil. Y ahí empezó todo. Mi trabajo en el servicio consiste en validar documentos a lectura fácil, preparar y dar formaciones sobre accesibilidad cognitiva, que es un tema que se va conociendo poco a poco pero que hay que seguir formando a muchas personas y evaluar que un espacio es fácil de entender: es decir si es fácil llegar y moverse por él. La lectura fácil es hacer los textos de una forma más sencilla para que los entiendan todas las personas, en especial las personas con dificultades en la comprensión.

Al poco tiempo, y gracias a mi titulación de Grado Medio en Gestión Administrativa, entré a trabajar también en el Departamento de Administración, un departamento también muy importante dentro de la asociación. En este departamento escaneo y fotocopio documentos, gestiono la correspondencia, archivo en el ordenador los diferentes documentos que traen los trabajadores, hago limpieza de carpetas todos los años, hago recados y muchas cosas más.

Tengo que agradecer primero a mis padres, porque si no hubiera entrado en esta asociación no hubiera tenido amigos ni me hubiera relacionado. Tengo que decir que estoy donde estoy gracias a ellos y a todas las personas profesionales de la asociación que me ayudan cuando lo necesito y me enseñan muchas cosas. El tener un trabajo en el que me relaciono con gente sin discapacidad también es un premio. Gracias a todas por este cariño y confianza depositada en mí. Alguien me dice que estoy en donde estoy porque me lo merezco...y todavía me cuesta aceptarlo y pensar en que me lo he ganado gracias a mi esfuerzo y al de mis padres. Me siento en Anfas como una persona más y siento que valgo para muchas cosas. Estoy muy orgullosa de formar parte de Anfas.

Mi deseo sería que mucha gente con discapacidad intelectual pudiera vivir esta experiencia en otros lugares de trabajo como los míos. Porque cada persona necesitamos unos apoyos diferentes, pero con apoyos se consiguen las cosas.

Y me gustaría acabar este artículo diciendo que Anfas está en una situación muy difícil económicamente y que el Gobierno de Navarra nos tiene que tomar más en serio y darnos más ayudas. El que desde Anfas pidamos querer estar en los Presupuestos del año 2022 no es por lujo, es una necesidad. Y es que si Anfas cierra sus puertas muchas personas de la asociación se quedarán sin empleo ni tendrán servicios a los que acudir. Incluso hay mucha gente que considera Anfas como si fuera su casa. Y si perdemos las llaves perdemos nuestro hogar.

*La autora es trabajadora de Anfas Pamplona en el Servicio de Accesibilidad Cognitiva y el Dpto. de Administración

noticias de noticiasdenavarra