A la contra

La punta del iceberg

07.03.2020 | 01:31

Comenta el Consejero de Educación que no puede permitir al Colegio Público 2 de mayo de Castejón que se salga del PAI tal y como ha aprobado el colegio porque hay un defecto de forma y que no se puede saltar la ley. Imagino que, si lo dice así, así será. No obstante, más allá de la importancia –que la tiene y mucha– de la decisión del colegio de salirse del programa que se les impuso a muchísimos colegios hace unos años, nunca está de más leerse las razones que se aducen, puesto que son razones que son perfectamente extrapolables a todos los colegios de Navarra y, por extensión, a todos aquellos en los que se ha decidido meter inglés de la manera que sea. Vamos, el inglés es bueno y hay que comerlo se presente como se presente. Viene a ser como alimentar a los niños solo con fruta, porque es buena en sí misma. Estos padres y madres del colegio de Castejón muestran claramente su descontento con un programa del que no solo echan en falta medios, preparación, profesorado y posibilidad de elección, es que directamente le acusan de estar creando "analfabetos bilingües", que una vez analizado su nivel de inglés se comprueba que la cantidad de horas semanales que dedican a la lengua extranjera durante años y años consigue niveles de dominio del "idioma que se logran de adulto en 1 año con 4 horas a la semana. Porque esto no es una inmersión, señores, esto es coger a las crías y críos y endosarles un porcentaje equis de idioma completamente ajeno –útil y necesario, nadie lo niega– y hacérselo tragar sí o sí y en muchas o bastante situaciones sin posibilidad de elegir otro camino para tus hijos. O eliges PAI o no hay otra cosa. ¿Tú hijo va a estudiar Ciencias en inglés? Ahí te apañes y se apañe, pero sí. Lo asombroso no es tanto que el consejero se aferre a una ley. Lo asombroso es que, con esto sí, seamos tan paletos de seguir palante sin cuestionarnos el cómo.