A la contra

Con lo corto que es

07.05.2022 | 00:43
Con lo corto que es

Tengo frío. Es 6 de mayo, salgo de casa, me viene una corriente de aire y se me hiela el moco. Tengo frío hoy, lo tuve ayer, antes de ayer y el martes y lunes. Mi amigo Patxi, con el que me encuentro en la cola del pan, me comenta que necesita ya el calor. Patxi tiene problemas de movilidad y el calor al margen de alegrarle el alma le alegra las articulaciones y los músculos. Estamos en mayo y parece marzo. Desde que se cambió la hora a finales de octubre de 2021, la temperatura media que hemos tenido en Pamplona hasta ayer es de 7,95 grados, ha habido 4 meses de 6 por debajo de la temperatura histórica, 1 a la par y solo otro –febrero– por encima. En mayo, por ahora, estamos teniendo un tiempo que en nada se parece al que la inmensa mayoría necesitamos para tener la sensación de que vamos a ir dejando atrás los abrigos, las bufandas, los mocos y los catarros. Claro, estamos en Pamplona y este es el clima que tenemos: seis meses miserables, dos meses –mayo y octubre– aceptables, dos agradables –junio y septiembre– y dos de verano –julio y agosto–. El problema es que muchas veces esos meses agradables o los de verano no cumplen su papel y como pasó en muchas tardes noches de agosto del año pasado te descubres a las 8 de la tarde pelado de frío porque ha entrado el cierzo de los huevos. A ver, cierzo, majo, tú entra cuando haga 40 grados. O cuando tengamos noches tropicales. Pero no antes, criatura, que eres un dolor. Por cierto, en estos seis últimos meses han caído en Pamplona 570 litros de agua, un 26% más que la media de los últimos 40 años. Cierto es que ha habido rachas largas sin agua, pero eso sea ido solucionando en marzo y abril, así que ya es puñetera hora de que comencemos a tener temperaturas por encima de 20 de manera habitual y un poco sostenida, porque el otoño y el invierno ya han cumplido su papel. Espero que lo haga el verano, con lo corto que es.

noticias de noticiasdenavarra