Isla Busura

Zombis

06.11.2020 | 02:36
Zombis

Cierra la Taberna Basaras. En enero. Podría llamarse de otro modo y encontrarse en otro casco viejo, el de Pamplona, Donostia, el de cualquier ciudad. Esta tasca bilbaína es un templo mínimo dedicado a Santa Antxoa en salazón con Alegría riojana y Santa Merluza rebozada donde dentro cabían apretujadas y felices docena y media de almas que se llevaran bien y fuera todas las que desembocábamos del interior vino recomendado en mano para inundar la calle Pelota. Ahora sólo ocho fieles pueden acomodarse en torno a los dos barriles de la entrada. Los mismos que dentro. El mes pasado después de desembarazarse del uniforme de Trujillo Juan Echanove y parte del reparto brutal de La fiesta del chivo se dejaron caer por su barra, como siempre, mientras nos tomábamos unos vinos tres amigas que nos habíamos acercado al escenario del Arriaga para conocer algún pedazo de las miserias morales que escupió el dictador dominicano. No nos hicimos una foto pero si la hubiéramos hecho podría haber ocupado un trozo de pared del Basaras. Quizá no cabría, en 80 años han acumulado unas cuantas. Es lo que tiene la tasca más antigua, aseguran, del Casco Viejo de Bilbao. Famosos, actores y gente del barrio. No sé cuántas fotos más como esta le va a dar tiempo a Beatriz a llevarse cuando bajemos la persiana de este año glorioso y ella la de su segunda casa. Dos empleados, alquiler, no le permiten instalar terraza en la calle, la cosa no da para más. La Taberna Basaras igual no lo sabe pero es una zombi. Así llaman los economistas a las empresas cuyo beneficio sólo permite pagar a duras penas los gastos financieros, lo que apenas deja margen para invertir ni para pagar dividendos. El BPI, el banco de los bancos centrales, estima que en los últimos años un tercio de las compañías cotizadas de tamaño pequeño y medio son zombis. Basta con dar una vuelta por el epicentro de cualquiera de nuestras ciudades y pueblos estos días para darse cuenta de que se queda corto. Esto se va llenando de zombis que no cotizan en Bolsa y no sé cómo vamos a traerlos de vuelta a la vida.

Más información