Isla Busura

El quinto poder

05.06.2021 | 00:29

Y si te dice que te tires por la ventana tú te tiras, ¿no? Histórica pregunta retórica de madre a hijo alertándole de la influencia que ejerce sobre él un amigo que, por lo general, considera no muy listo. Ese amigo hoy es un influencer, youtuber o tiktoker. Algunos, claro, porque también hay mucho talento en la comunidad on line. Hay divulgadores de series, ciencia, maquillaje, guitarra eléctrica, videojuegos y recetas de pan que saben de qué hablan y otros que lanzan retos en Tik Tok como empujar a alguien para que colisione contra un desconocido. (En mi colegio el año que cumplimos 13 presionar el esternón a alguien hasta que dejara de respirar y se desmayara fue lo máximo para algunas. Durante dos semanas). Ya sabemos lo que ocurrió en Ortuella hace unos días. Tres amigas aceptaron el reto. Mientras una lo grababa, otra empujó a la tercera, de 14 años, contra unas chicas que caminaban por el borde de la acera. Éstas se apartaron y la amiga cayó a la calzada justo al paso de un coche que la atropelló. Ese segundo de imagen y el grito de la que grababa te congelan la sangre. Sólo resultó herida. El mejor escenario de todos los posibles. Hablé allí con niñas de 12 que habían tratado el tema en clase y me iluminaron diciéndome que les parecía poco inteligente querer hacerse popular así, que si es porque has creado o inventado algo, bien, pero así... Una agencia de relaciones públicas supuestamente vinculada con Rusia, Fazze, ofreció dinero a youtubers, influencers y blogueros científicos en Francia y Alemania para que afirmaran falsamente que la vacuna Pfizer era la causante de cientos de muertes. Les pidió que trasladaran el mensaje como si fuera su visión personal extrayendo datos de un supuesto informe para darle credibilidad y contando a sus seguidores –millones– que los medios de comunicación convencionales ignoraban el tema. Vístelo de periodismo de investigación independiente y muévelo. Dos se negaron y lo han hecho público. Nuestras madres lo sabían. Peligroso seguir al amigo que pide que te tires por la ventana.

Más información

noticias de noticiasdenavarra