Isla Busura

Volar

22.04.2022 | 23:51

Abres los ojos y el mar es verde. Profundo y extenso. Se ondula y se eriza de picos minúsculos que brillan y se ríen de ti cuando los miras. Acabas de saltar un arroyo y como su anchura se ha adaptado exactamente a la distancia que abarcan tus piernas has perdido veinte años. No de vida, sino de edad biológica, porque durante el segundo de oro en que volabas se te han caído al agua la mitad de los pensamientos recurrentes de la adultez, así que te sumerges en el océano de trigo con una ligereza recuperada. Todos los tallos son verdes y han crecido hasta la misma altura. No hay sendas y como aún no caminas sobre el agua, piensas en avanzar colocando los pies en los huecos de tierra para no aplastar los tallos pero así tardaras siglos en vadear estas aguas. Entonces descubres dos surcos paralelos que abren el mar. Dibujan una curva ante ti y lo atraviesan hasta ese horizonte donde sabes que te espera un camino blanco. Así que te colocas en uno de los corredores abiertos por las ruedas de alguna máquina contundente y rompes a correr con el agua verde por encima de la rodilla. Desde arriba ves una lagartija morada atravesando un océano esmeralda porque ahora eres el halcón que planea entre dos corrientes de aire mientras la energía de Learning to fly y la voz de David Gilmour lo inundan todo. Entonces sueltas el resto del lastre, ves caer preocupaciones, inquietudes e insatisfacciones y gritas de pura felicidad infantil hasta que te estallan los pulmones. Y para cuando alcanzas el camino blanco has perdido otros veinte años. Así que decides no seguirlo, eliges una senda que no conoces y atraviesas ese territorio inexplorado hasta llegar junto a unos almendros japoneses donde escuchas una voz masculina que te resulta familiar pero dice cosas que no entiendes. Y te escondes y escuchas el silbido del hacha cortando el aire. Y a una mujer cantar. Y con la sensación de haber descubierto un secreto cuyo alcance no eres capaz de abarcar, vuelves a salir corriendo. There's no sensation to compare with this, suspended animation, a state of bliss...

Más información

noticias de noticiasdenavarra