Puedo aprender, puedo trabajar

03.04.2020 | 14:57

Antes de que esta pandemia parara el mundo, en ANFAS trabajábamos para organizar unas jornadas en torno a la celebración del Día Mundial de Concienciación del Autismo. En concreto, queríamos poner el foco en Autismo y empleo: conocer los itinerarios laborales posibles, traer algún ejemplo de inserción laboral exitosa que tenemos en la Asociación, escuchar la opinión de una experta€

Todo eso ha quedado a la espera, sin embargo, no hemos querido dejar de celebrar el 2 de abril, esta fecha tan señalada para toda la familia de ANFAS y en especial para la Sección de Autismo que sigue creciendo cada año desde que nació en 2004. Es cierto que en su mayoría son niños y jóvenes, porque en adultos no es tan frecuente el diagnóstico aunque cada vez son más. Para nuestros pequeños están orientados los servicios de atención temprana y habilidades sociales, académicas y de comunicación. Ponemos el foco en el desarrollo cognitivo y social de los niños y niñas más pequeños para mitigar el efecto que el trastorno pueda tener en ellos y ellas. Sin embargo, está en el ADN de ANFAS, en su misión, acompañar a las personas en todas las etapas de su vida para que puedan tomar sus propias decisiones, ser protagonistas, ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho. Por eso también orientamos nuestros servicios en áreas como la formación y la capacitación, viviendas y apoyo a la vida independiente o el ocio, ese derecho tan necesario.

Por supuesto también acompañamos a sus familias: apoyándolas y dándoles herramientas desde el principio, puesto que nuestro modelo de atención es la planificación centrada en la familia. Atendemos sus singularidades, partimos de sus fortalezas y confiamos en sus elecciones. Evidentemente, detrás hay un completo equipo profesional trabajando, ayudando y dando formación continua. Incluso en estos tiempos de confinamiento seguimos ahí, dando pautas, compartiendo recursos y respondiendo dudas. La familia es sin duda el apoyo natural de la personas con trastorno del espectro autista y también debemos cuidarla. Información, asesoramiento, apoyo emocional y servicios para la conciliación de la vida laboral y familiar son nuestros programas dirigidos a todas ellas.

Está claro que estos tiempos de incertidumbre no están resultando fáciles para nadie y que todos estamos teniendo que adaptarnos a nuevas situaciones: trabajar en casa, estudiar en casa, cambiar rutinas€ Precisamente esta es una de las principales dificultades para las personas con TEA: la adaptación a los cambios. Somos conscientes del sobreesfuerzo que están haciendo muchas familias que se encuentran en esta situación. Desgraciadamente también hemos tenido conocimiento de la labor de esos "policías de balcón" que increpan o llegan a insultar. Todo lo contrario que los miembros de las fuerzas de seguridad que se muestran comprensivos en los casos en que, como último recurso, las personas cuidadoras utilizan el paseo terapéutico para calmar y apaciguar los ánimos de personas con TEA u otro tipo de discapacidad intelectual. De nuevo no podemos más que apelar a la empatía, al respeto y a conocer otras realidades que, demasiado a menudo, nos son ajenas.

El lema elegido este año para el Día Mundial de Concienciación del Autismo es "Puedo aprender, puedo trabajar", un lema que habla de derechos, de capacidades, de apoyos necesarios€ un lema muy real. Parece que en los tiempos del coronavirus no hay nada más allá que picos, curvas, contagios€ sin embargo queremos reivindicar este 2 de abril y desde estas líneas les invito a salir a las 8 a sus ventanas y balcones con alguna herramienta o utensilio en la mano vinculada al ámbito de la educación o el trabajo y relacionada con sus capacidades o habilidades. Porque todas las personas somos diferentes y tenemos nuestras fortalezas, que la sociedad debe fomentar para ser cada vez más inclusiva y respetuosa con la diversidad.