Mesa de Redacción

Recentralización autoritaria que resta

09.02.2020 | 04:13

Anda Esparza estos días intentando resituar a UPN como único y exclusivo defensor de los Fueros. O más bien de su clasista y minorizada idea de los Fueros. Para empezar, sería bueno que Esparza tradujese qué quiere decir cuando habla de Fueros en este momento histórico. Apenas quedan ya capacidades reales del viejo cuerpo político, jurídico, administrativo, social, municipal y fiscal de Navarra que aglutinaba el concepto de Fueros. Y esos pocos restos de la capacidad de autogobierno de Navarra están siendo recortados sistemáticamente desde la ofensiva centralista de Madrid. En este sentido, también sería bueno que Esparza aclarase cómo se puede ser el único y exclusivo defensor de los Fueros siendo al mismo tiempo el aliado político de partidos como el PP y Ciudadanos que tienen como eje clave de su discurso electoral la recentralización política y la eliminación de los regímenes forales. Una recentralización progresiva que ya ha recortado las competencias propias de Navarra con los sucesivos recursos de inconstitucionalidad presentados contra leyes forales navarras con el apoyo explícito, cuando no el impulso, de UPN. La alianza electoral del frente de derechas que ha montado UPN en Navarra con el PP y Ciudadanos solo aporta debilidad política y un cúmulo de contradicciones imposibles de gestionar a cambio de cargos y escaños. Sin olvidar que aún han quedan en el Amejoramiento un buen puñado de competencias pactadas hace más de 30 años con el Estado que aún no se han transferido a Navarra. Y tampoco el Gobierno de Sánchez da señales de acción en su compromiso con la presidenta Barkos de transferir las competencias de Tráfico y Seguridad Vial a la Policía Foral. No parece, a simple vista, que a los Fueros les haya ido muy bien en estos años de UPN como su pretendido único y exclusivo defensor. Y menos parece aún que le pueda ir mejor al autogobierno de Navarra con los planteamientos centralizadores, uniformadores, adoctrinadores y autoritarios de Casado y Rivera en coalición electoral con Esparza. Ni siquiera parece que le vaya a ir bien al propio Esparza tras ocultar las siglas de UPN.