Mesa de Redacción

Hungría y Samuel

09.07.2021 | 00:54
Hungría y Samuel

El Parlamento Europeo exige dejar a Hungría sin los fondos de recuperación por su legislación homófoba. Bien hecho. La nueva ley del gobierno de Orbán impide hablar sobre homosexualidad o cambio de género en las charlas de educación sexual que se realizan en los centros educativos. Es más, prohíbe la retransmisión televisiva de programas para menores de 18 años que contengan temática LGTBI. "Creo en una UE donde seas libre para amar a quien quieras": Era el valiente mensaje de Von Der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. Samuel Luiz Muñiz, de 24 años, no pudo sobrevivir a la brutal paliza que le propinaron en La Coruña un grupo de jóvenes al grito de "maricón". En su carta de despedida sus amigos reconocen que era la "mejor persona que podías conocer". No se ni siquiera si era o no gay, lo parecía y eso bastaba. Asociaciones denuncian el odio que está detrás de muchos incidentes homófobos. No había pasado ni un mes del asesinato racista de Younes Bilal en Mazarrón (Murcia). "Los moros no tendríais que estar aquí", señaló su agresor. Vox ha votado en contra de la reprobación de la ley húngara. No es casualidad. Pretenden derogar en el Estado la ley de 2005 que reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo, no quieren que adopten ni que la escuela explique que las relaciones heterosexuales no son las únicas. Sus discursos alimentan la inquina y la discriminación. Lo que más me preocupa y me cuesta reconocer es que hay gente MUY JOVEN que es permeable a esas ideas.

noticias de noticiasdenavarra