La reforma del Fuero Nuevo

09.02.2020 | 04:13

En marzo de 2016 constituimos en el Parlamento de Navarra una ponencia con el objeto de realizar una Revisión Integral del Fuero Nuevo para actualizarlo y adaptarlo a la realidad social navarra. Por aquel entonces fueron muy pocas las personas que creyeron que las instituciones del cambio seríamos capaces de acometer en apenas dos años una reforma que los sucesivos gobiernos del Régimen (UPN-PSN) no habían sido capaces de afrontar en 40 años. Desde EH Bildu asumimos con gran entusiasmo la dirección de la ponencia, siendo muy conscientes de la envergadura y necesidad del proyecto que acabábamos de emprender. Un proyecto que no ha estado exento de dificultades y que, tras muchos meses de intenso trabajo, de escuchar y contrastar opiniones con expertos juristas y sociedad civil, de diferentes ámbitos y diferentes ideologías, logramos consensuar un documento de conclusiones que ha guiado la actualización y reforma del Fuero Nuevo.

El Fuero Nuevo es el texto que recoge el Derecho Civil de Navarra y contiene disposiciones relativas a todas las materias en que se ha dividido el Derecho Civil: persona, familia, sucesiones, propiedad y contratos. Un derecho muy presente en la vida de la ciudadanía ya que afecta a todas nuestras relaciones privadas.

A pesar de su importancia, el Fuero Nuevo apenas ha sido modificado desde el año 1973, fecha en que fue sancionado por la Ley de la Jefatura del Estado 1/1973, de 1 de Marzo. Desde entonces la sociedad navarra ha sufrido profundas transformaciones en materia social, familiar y económica, que no se han visto reflejadas en el Fuero Nuevo. Este distanciamiento entre la realidad social y el Fuero, que no respondía a las necesidades del siglo XXI, provocó que cayese en desuso en detrimento del Derecho común español.

Por tanto, era absolutamente necesario, en el ejercicio de nuestro autogobierno, poner en práctica nuestra competencia histórica exclusiva en materia de Derecho Civil Propio para llevar a cabo una reforma integral y ambiciosa del Fuero Nuevo. Una reforma en la que hemos combinado historia y futuro, conservado las instituciones históricas pero actualizándolas a los parámetros de la sociedad del siglo XXI, y dado paso a la regulación de nuevas instituciones relacionadas con las ya existentes.

Y el resultado de este trabajo ha culminado con la aprobación de un nuevo texto que profundiza en el principio fundamental de máximo respeto a la libertad civil y la preeminencia del pacto sobre la ley. Una reforma que sitúa a la persona, como titular de la libertad civil, en el centro del ordenamiento jurídico.

Un texto abierto a la sociedad actual, en el que por primera vez se contemplan y regulan las diferentes realidades familiares que coexisten en Nafarroa bajo el principio de no discriminación por razón de origen familiar. Un texto que avanza en igualdad, suprimiendo o modificando todas aquellas instituciones en las que persistían una clara visión patriarcal y machista propia de la sociedad franquista del año 1973 pero que no tienen cabida en nuestra sociedad actual. Se ha introducido un lenguaje inclusivo y paritario. Se ha mejorado la posición del cónyuge en el orden legal de suceder. Se reconoce expresamente la posibilidad de que la madre pueda impugnar la paternidad del marido en su propio nombre y derecho, algo hasta ahora vedado. Un texto en el que se pone en valor el trabajo de cuidados y se introduce el término de corresponsabilidad.

Una reforma muy preocupada por proteger a las personas en situación de vulnerabilidad, regulando nuevas instituciones e introduciendo mejoras en las existentes para proteger a las personas mayores, las personas con discapacidad y/o dependencia, y a las personas en situación de vulnerabilidad económica. Con este fin se regulan por ejemplo los patrimonios protegidos, excluidos del usufructo de fidelidad o de las limitaciones derivadas del testamento de hermandad, para garantizar las necesidades de las personas discapacitadas.

Pensando en nuestros mayores se han introducido las comunidades de ayuda mutua, como un modelo alternativo al aislamiento de las personas mayores en centros asistenciales mediante la puesta en común de vivienda, trabajo doméstico y contribución a gastos en régimen convivencial. O el censo vitalicio, que va a permitir garantizar a una persona una prestación periódica vitalicia con cargo a los bienes de que sea titular y de los que podrá seguir disfrutando en vida.

En el ámbito de contratos se ha protegido el contratante más débil. Se han introducido figuras como el abuso de confianza o la influencia indebida. Se han reforzado los instrumentos jurídicos que nuestro Fuero ya contenía, como la dación en pago y el pago parcial, la estipulación penal, la liberación del deudor o la nulidad del pacto de intereses ilícitos en el préstamo.

Estos son solo algunos ejemplos de las importantes novedades que se han introducido para actualizar nuestro derecho histórico y convertirlo en un texto útil, al servicio de la ciudadanía. Un claro ejemplo de ejercicio de nuestro autogobierno al servicio de la sociedad. Frente a los posiciones recentralizadoras y autoritarias que en los últimos tiempos están cobrando fuerza, en EH Bildu apostamos por profundizar en nuestro autogobierno ante el convencimiento de que es el mejor instrumento para avanzar hacia una sociedad más justa, más igualitaria y más solidaria, tal y como se refleja en nuestro recién aprobado Fuero Nuevo.

La autora es parlamentaria de EH Bildu y presidenta de la Ponencia para la modificación y actualización del Fuero Nuevo