Pamplona, ¿ciudad amigable para el autobús?

10.02.2020 | 04:41

Cada 27 de septiembre desde 1980 se celebra el Día Mundial del Turismo. Para Navarra el turismo es un sector clave de su economía, especialmente en el ámbito rural-local. Todos los años nos visitan alrededor de 1.393.000 viajeros que pernoctan una media de 2 noches. En términos absolutos, el turismo supone en Navarra el 7% del Producto Interior Bruto (PIB), y son 2.476 las empresas vinculadas a este negocio que emplean a unos 22.700 trabajadores.

Nuestros principales atractivos turísticos son un patrimonio natural, con una gran variedad de ecosistemas, paisajes y espacios naturales singulares, y un patrimonio histórico cultural, en especial de la época medieval. A ello se suman elementos etnográficos (fiestas, gastronomía, vida rural) y buenos productos agrarios que aumentan el atractivo de destino y hacen más competitiva la actividad.

Pero el grueso del turismo del destino -Navarra- no está en la ciudad de Pamplona o en un lugar concreto, está en una proliferación de rutas e itinerarios consolidados en el mercado rural y de naturaleza. Y para conocer estos recursos turísticos debemos recorrer los 160 kms. que unen Navarra de norte a sur y los 120 kms. que la recorren de este a oeste.

Según la web promocional de Turismo, Navarra está dividida en cuatro zonas. Si tomamos cualquiera de ellas, por ejemplo la Zona Media? contamos con diversos atractivos turísticos interesantes como Sangüesa, Leyre, Olite, Artajona, Eunate, Estella, Urbasa o el nacedero del Urederra? Se trata de una gran proliferación de recursos turísticos, todos muy atractivos, pero que contrastan por la difícil conexión entre ellos. ¿Cómo nos movemos de un lado a otro?

En este sentido, el autocar se presenta como el único medio de transporte que permite llegar a los turistas a las poblaciones más recónditas a la vez que viajan con todas las comodidades. Conecta de forma sostenible y habitual nuestros bosques, desiertos, montañas, lagos, enclaves de diverso interés y municipios de todos los tamaños a lo largo y ancho de Navarra.

Y lo hace de forma sostenible porque presenta las menores externalidades negativas, genera el menor número de gases efecto invernadero del transporte, cuatro veces menos contaminación acústica que el vehículo particular, y cuenta con la tasa de siniestralidad más reducida de los modos de transporte por carretera.

Por ello, la importancia del autocar debe ser reconocida y valorada por las políticas y estrategias de desarrollo socioeconómico que se establezcan por las autoridades locales y municipales de nuestra comunidad. Y por lo tanto, se debería haber tenido en cuenta al sector de viajeros en autobús en la elaboración del Plan Estratégico de Turismo 2017-2025 por ser el medio imprescindible para la movilidad en grupo, o haber tenido en cuenta al autocar en la ciudad de Pamplona, con la implantación de paradas turísticas en zonas de acceso controlado como el paseo Sarasate o la propia estación de tren de Pamplona.

Desde Anet consideramos que las actuaciones que se lleven a cabo deben tener en cuenta la importancia y el valor del autocar. Todos los estamentos deben de dejar de considerarlo como un servicio accesorio y se acepte que la promoción de turismo en autocar tiene un enorme potencial que puede contribuir de manera muy efectiva a incrementar el número de visitantes de forma sostenible y también la satisfacción de los actuales.

Por poner ejemplos en este sentido: en Europa varias ciudades ya se han dado cuenta del potencial de esta actividad y han adaptado diversas medidas que las convierten en Ciudades amigables para el autocar - coach friendly cities. Como indica la palabra, son ciudades amigas del autocar, que facilitan de forma controlada y sostenible el acceso de los autobuses. Para ser una ciudad amigable hay que cumplir unos requisitos y llevar a cabo un tipo de actuaciones específicas y bastante sencillas como la implementación de instrucciones y señales claras en varios idiomas para los conductores de autocar visitantes; preparación de parkings para autobuses vigilados y organizados; medidas para facilitar el acceso al centro de las ciudades como uso de carril bus para autobuses turísticos y proximidad de paradas turísticas a las atracciones para visitantes y hoteles; y otras como la habilitación de instalaciones para conductores con áreas de descanso y para la comodidad del grupo.

Por ejemplo, la ciudad británica de Southport, de unos 90.000 habitantes, recibía en la década de los 90 unos 700 autocares con turistas. Después de una estrategia establecida entre las autoridades municipales y el sector recibe alrededor de 4.500 autocares al año con grupos de turistas. ¿Qué ha hecho? Medidas muy sencillas como: un aparcamiento con 65 plazas para autocares a una distancia que se pueda realizar a pie al centro de la ciudad; estabilidad en el precio del aparcamiento (4 libras por 24 horas); aparcamiento seguro, con video vigilancia e iluminación por la noche, instalaciones para el descanso de los conductores (ducha, cocina y sala de espera); cuatro puntos de parada para dejar viajeros en puntos clave del centro de la ciudad; personal habilitado para ofrecer descuentos y resolver dudas dedicado a turismo en grupo, invitaciones a operadores y organizadores de viaje para promover la ciudad como destino turístico en autocar, parking gratuito para autocares en la mayoría de los eventos y entrada gratis al conductor y la elaboración de una guía con puntos de contacto e información.

O la ciudad costera sueca de Helsinborg, que ha dado relevancia al turismo en grupo en autocar como parte de su desarrollo socioeconómico y de los negocios locales con medidas como servicio de estacionamiento nocturno seguro y vigilado para autocares a pocos minutos de la ciudad, en las instalaciones de la empresa de transporte local con derecho a utilizar el taller, lavado y punto de repostaje; puntos de aparcamiento para autocares en el centro de la ciudad, señalética especialmente diseñada para turistas, información a los tour operadores y publicación de un manual para tour operadores con sugerencias de rutas y excursiones en varios idiomas o permitir la utilización del carril bus a todos los autocares turísticos.

Ya nadie duda de que el turismo es un motor de desarrollo. El Plan Estratégico de Turismo del Gobierno de Navarra tiene entre sus objetivos incrementar en 15% el número de pernoctaciones de viajeros y su estancia media en Navarra. Y en este sentido consideramos que son necesarias nuevas políticas en las que se tenga en cuenta el autocar y permitan aprovechar al máximo el potencial del turismo que visita nuestra comunidad. El autocar debe ser considerado como un elemento clave por su vinculación estratégica con este sector, y, por qué no, Pamplona convertirse en una ciudad amigable para el autocar que atraiga más turistas y que después, en ese mismo autobús, se puedan trasladar a conocer los innumerables recursos turísticos de nuestra comunidad.

Secretario general ANET (Asociación Navarra de Empresarios de Transporte por Carretera y Logística). Sección viajeros.