Fauna radiactiva en Ucrania

14.03.2022 | 02:38
Fauna radiactiva en Ucrania

Desde la era glacial, la mayoría de la zona del noreste centro europeo, Ucrania en especial, ha sido un paisaje boscoso, estepario, dinámico, con planicies aluviales, contando con una gama de flora y fauna muy abundante y con un gran recorrido histórico que es noticia en los medios hasta a día de hoy.

Todas estas tierras han sido múltiples veces conquistadas por diferentes civilizaciones como los tracios, germanos, cosacos, grandes imperios como Roma, Jenjis Can, Atila, Napoleón, el imperio ruso zarista, el tercer Reich, la Unión Soviética, y fue arrasada por la mayor catástrofe nuclear de Chernobyl y ahora por la guerra de Putin.

Dada su gran fertilidad, al haber agua de sobra y por lo tanto tierra bien húmeda y un clima muy favorable, eso la convirtió en un territorio estratégico para la agricultura europea, llegando a ser el granero de Europa por excelencia, lo cual llamó la atención de varias potencias europeas, empezando por Rusia por cercanía, lo cual la llevó a diferentes enfrentamientos internos como los cosacos de Zaporozhia, que fueron milicias que resistieron la ocupación ordenada por Josef Stalin en 1932.

Como consecuencia de las diferentes victorias que tuvieron los cosacos de Zaporozhia contra la ocupación, el dictador soviético estalinista ordenó la clausura total del país para que no pudieran comerciar sus productos alimenticios, y la destrucción de masas arbóreas para evitar que se ocultaran más cosacos y más movimientos de resistencia. Esto generó no solo que el país perdiera más de la mitad de su masa arbórea, también generó el gran genocidio llamado holodomor, donde se sabe que 4.000.000 de personas murieron de hambre y enfermedades entre 1933 y 1935. En Ucrania, el granero de Europa, con la idea de mantener machacada a la población sin que ésta responda como pasaba en los campos de concentración nazis.

Años después, en 1941, vino la invasión del tercer Reich empezando por la Werchmach, ejército regular alemán, que empezó echando a los estalinistas y repartiendo bebidas por el país en una gran fiesta efímera que acabaría sustituyendo un régimen por otro que degeneró en otras cuantas masacres cometidas por las temibles SS de Oskar dyrlewanger y de Herbert Backe que fue el que gerenció Ucrania. Luego en 1944 los rusos contratacaron y Ucrania se vio envuelta en pleno frente oriental y desolada una vez más por la guerra y otra vez en manos soviéticas hasta 1991. Todo este recorrido histórico no solo afectó a la gente que vivía en el país, sino también a su medio ambiente y a su gran diversidad de vida silvestre.

Su fauna, empezando por los grandes carnívoros, se vio diezmada por la gran explotación del medio rural y por los grandes pantanos que se construyeron con la pretensión de mejorar la tierra para conseguir alimentos para el pueblo soviético, también se construyeron miles de granjas colectivas, este sistema se llamaba la mejora de la tierra. Hasta grande carnívoros como tigres llegaron a vivir en este país, el último tigre, cuya especie era el tigre del caspio, una subespecie de tigre siberiano extinta en 1980, murió en 1895.

Todo Ucrania fue un gran cultivo hasta 1986, año que sucedió la grán catástrofe nuclear. El área que actualmente es la zona de exclusión de Chernobyl comprende la frontera de Ucrania y Bielorrusia, se vio duramente sacudida por las fuertes radiaciones, provocando miles de daños en la población, de cáncer y de mutaciones en niños recién nacidos.

La lluvia radiactiva también se filtró en el suelo, pantanos, árboles, plantas y animales, declarándose no apta para la vida humana.

El desafortunado reactor, por extraño que parezca, no dejó un desierto, sino que convirtió una zona sobreexplotada en la mayor reserva natural europea, un área compuesta por el animal más grande de Europa, el bisonte europeo, llegando a pesar 600 kilos, que fue introducido en la zona en 1998, el alces, caballos de Pretzwalktzki, ungulados como ciervos, jabalíes, tejones, diferentes especies de aves, de reptiles, de anfibios y de mamíferos como zorros, chacales y lobos, siendo ésta la mayor población de lobos de Europa, en la zona de exclusión se encuentra una de las mayores ciudades fantasmas del mundo, Prypiat, que fue evacuada por el desastre nuclear de Chernobyl, siendo devorada por la vegetación y con la fauna y flora salvaje que se adueñó de las calles.

La fauna de Chernobyl muestra anormalidades únicas debido a su radiación, tales como las golondrinas albinas, las ranas de San Antonio típicas de estos ambientes negras o azulonas, los osos pardos totalmente negros y los lobos en sus lomos una especie de capa negra.

Pripyat, como el resto del país, vuelve a ser arrasada por el ejército ruso de Putin y sus ayudantes prorusos en desacuerdo con la Ucrania europea, arrasando bosque para que los tanques entren mejor para apoderarse del depósito nuclear que se almacena en el reactor de Chernobil, cosa que ya han hecho. Y han bombardeado, en su barbarie, cerca de otra central que podría haber explotado y causado los mismos daños.

Toda esta sacudida de la guerra que asola el país también puede hacer desplazar a los animales que viven en Chernobil a otras áreas no contaminadas de Centroeuropa y Europa occidental, y transmitir radiaciones a otros animales que no la tienen. Esto también puede pasar sin un suceso bélico por medio, pero habiendo una guerra es más fácil que pase, ésta podría ser otra de las consecuencias de este conflicto.

El autor es técnico agroforestal

noticias de noticiasdenavarra