Los proyectos fijan el aforo en unos 23.000 asientos

Las cinco propuestas han sido modificadas por las indicaciones del Gobierno y volverán a pasar por el mismo filtro antes de las votaciones

08.02.2020 | 18:16
Luis Sabalza, en la presentación de los cinco proyectos de la reforma integral.

Las propuestas han sido modificadas por las indicaciones del Gobierno y volverán a pasar filtro antes de votar.

Pamplona - La reforma de El Sadar entra en su recta final y se van aclarando algunos asuntos. Las indicaciones realizadas por los técnicos del Gobierno de Navarra han provocado que los cinco proyectos para la reforma integral hayan tenido que reducir el aforo a una cifra cercana a los 23.000 asientos (algunos tienen unos pocos más y otros unos pocos menos).

Ya avisó Luis Sabalza cuando presentó hace unas pocas semanas las fechas de las votaciones que se iban a reunir con los proyectos para explicarles las indicaciones que les habían realizado los técnicos del Gobierno de Navarra.

Una vez realizadas esas reuniones, los proyectos han tenido que adaptar lo presentado hace unos meses a lo indicado, ya que desde el club se les ha instado a ello para evitar cualquier complicación o retraso después si sale elegido uno de los proyectos de la reforma integral por encima de la básica.

Con las diversas modificaciones realizadas, los proyectos han tenido que reducir el aforo y la mayoría se van a mover en estadios de unas 23.000 localidades. Algunos estarán algo por debajo de esa cifra y otros algo por encima, pero por ahí se moverán todos.

modificaciones hechas Los estudios y constructoras apenas han tenido tiempo, pero ya están presentados en su mayoría las modificaciones pedidas por los técnicos del Gobierno de Navarra. Así pues, cuando el club tenga toda la documentación la volverá a remitir a los técnicos para que le den su aprobación final si se ajustan a la normativa reguladora de eventos deportivos y espectáculos públicos, que es a lo que se han ceñido. De esta manera, la intención de la entidad rojilla es que todos los proyectos cumplan hasta el último requisito (incluido comprometerse formalmente a que el gasto no excederá los 16 millones de euros) para que no se produzcan problemas posteriormente.