Fran Canal: "A los socios tengo que convencerlos con hechos, no con palabras"

El director general de Osasuna navega ya entre números y negociaciones de Primera mientras atiende el día a día de la entidad, más frenético que nunca con el ascenso y la reforma

09.02.2020 | 15:06
Fran Canal posa en su despacho durante la entrevista.

El director general de Osasuna Fran Canal navega ya entre números y negociaciones de Primera División.

PAMPLONA. Una de las temporadas más tranquilas en el osasunismo en los últimos años ha provocado que la figura de Fran Canal quede un poco al margen de la actualidad rojilla. El director general de Osasuna, que tiene todas las opciones del mundo de renovar su contrato con la entidad, no esquiva ni las preguntas sobre su gestión ni las que hacen referencia a su complicada relación con buena parte de la masa social rojilla.

¿Hubo mucha fiesta para el director general de Osasuna?

Lo viví muy intensamente pero soy de pocas celebraciones. Me retiré con los primeros que lo hicieron pensando que al día siguiente había que seguir trabajando. Fue algo maravilloso, pero los que tenían que estar de fiesta eran la afición con los jugadores. Los demás sentimos algo maravilloso, pero creo que tenemos que pensar ya en el mañana para que sea ilusionante aunque vaya a ser más difícil y haya que poner más medios.

¿Cómo cree que repercutirá este ascenso al club?

Muy positivamente. A raíz del descenso de Primera división nos propusimos ser viables tanto en Primera como en Segunda. Si luego te acompañan los resultados, en Primera es mucho más ilusionante ya que puedes disfrutar de momentos especiales. Pero al final lo que tenemos que plantearnos es que el club sea solvente en ambas categorías, es algo que ha marcado la Junta. Peleamos cada euro y no gastamos más de lo que tenemos. Es la hoja de ruta que tenemos que seguir.

¿Es más difícil sobrevivir económicamente en Primera por lo que se disparan las cifras?

Los presupuestos los elaboras según lo que te deja gastar la Liga. Obviamente, en Primera puedes gastar más ya que ingresas mucho más. No tendremos problemas económicos, pero está claro que seremos uno de los tres presupuestos más bajos y eso nos hará sufrir, pero lo vamos a pelear para estar lo más arriba posible.

Tanto su labor como la de Ángel Ardanaz ayudarán a encontrar recursos para mejores fichajes.

Por encima de todo es que queremos captar dinero, estemos donde estemos. El año pasado éramos el club con más presupuesto detrás de los tres descendidos y eso es porque éramos el que más ingresos generaba. No tanto en el aspecto de socios, pero sí en contratos publicitarios. Además de que en venta de jugadores ingresamos todos los años un dinero. No hay mucho más recorrido en el tema económico, pero estoy convencido que tanto Braulio y Cata están trabajando mano a mano con Jagoba para hacer un equipo competitivo. Cada año que te consolides en Primera división tienes más opciones de tener un proyecto mejor y que te sea más fácil mantenerte. Ahora hay equipos con mucha menos masa social que están dos o tres escalones por encima en tema de derechos económicos y por eso tenemos que tener más tino para fichar.

¿Van a tener más ingresos, al margen de los de televisión, por estar en Primera?

No es que haya más ingresos, sino que los que hay, valen más. Rentabilizamos bien en Segunda y ahora tenemos que pelearlo en Primera. Es cierto que tenemos más ingresos, pero también que el gasto deportivo se disparan.

El único fastidio del ascenso es no tener el campo hecho.

Bueno, antes amortizaremos el campo. Vamos a intentar pagar cuanto antes el nuevo estadio. Es una suerte ascender y ojalá consolidarnos y disfrutar el Centenario en Primera.

¿Cómo llevan las obras?

Con mucho susto (se ríe). Somos conscientes de que hay un calendario y en los próximos días se dará a conocer cuando esté cerrado. Este año se actuará en Grada preferente y luego seguiremos.

¿Cómo van a arreglar el tema de las alturas?

El estadio tiene una ficha urbanística que se modificó para hacer la grada nueva y ahora habrá que volver a modificarla para que se adapte a la obra que vamos a hacer. Es algo habitual cuando es un edificio singular, no uno de viviendas, al que obviamente no le das más altura una vez hecho. Los estadios se modifican durante la vida de los mismo.

¿Está contento por cómo se desarrolló todo?

Creo que el socio está contento y eso es lo que importa. Por mi parte estoy orgulloso del trabajo de los empleados del club. Mucha gente anónima que metió horas extras que compatibilizaron con el día a día del club, que es de locura. Todos lo hacíamos para conseguir la participación de los socios. Todo esfuerzo que hicimos fue para que la elección fuera la que quisieran los socios.

¿Cree que se le ha criticado demasiado?

Tengo cierto sambenito encima que no me voy a sacudir. Yo solo soy un eslabón que está aquí para ayudar a mejorar el funcionamiento del club. Estoy muy contento en Osasuna, dudo cuando será mi final aunque evidentemente también tengo una edad y no pienso a largo plazo. Personalmente trabajo en el corto y para el club en el medio. Es nuestra obligación. ¿Me siento más o menos aceptado? Creo que sí, pero a los socios tengo que convencerlos con hechos, no con palabras.

¿Se ve mucho tiempo aquí?

Mi nombre está ligado a la presidencia de Luis Sabalza. Aún así, siempre que él quiera, con avisarme con dos meses, lo tiene hecho. Pero es innegable que me siento respaldado, incluso en los peores momentos y quiero devolver esa confianza. Pero yo no soy importante, lo importante es la estabilidad del club.

Entonces, ¿va a renovar?

No es un tema que hablemos mucho, pero si ellos quieren que continúe, no habrá problemas.

Lleva ya tiempo en Navarra, ¿qué le gusta hacer?

Va a hacer cuatro años desde que estoy aquí. Soy feliz. Osasuna me ha dado cosas que no había soñado. Los dos ascensos profesionalmente han sido tremendos. Ha sido un desgaste personal muy grande, pero esta ciudad me encanta, la conocía de estar de visita. No soy como Braulio, de recorrer restaurantes, pero cuando viene mi familia sí que me gusta visitar lugares de Navarra. Ahí me llamó la atención que, vayas donde vayas, es raro que no haya un niño con la camiseta de Osasuna o una bandera en una casa. Eso me hace estar orgulloso de estar aquí.

Volviendo a las críticas que recibe, ¿cuál cree que es la causa?

Creo que el problema es que no caigo bien. Creo que cuando me conoces soy bastante extrovertido y de risa y chiste fácil. Pero indudablemente en algunos casos se ha convertido en un comodín el hecho de darme palos. No soy un cargo público pero es cierto que estoy sujeto a la crítica, por eso la respeto pero me duele especialmente por mi familia.

Hay un tema latente en la sociedad: las apuestas. Osasuna tiene una de patrocinador principal y usted ya respondió a una pregunta en Asamblea sobre ello. ¿Qué opina del tema?

No tenemos muy claro cuál va a ser la respuesta de los dirigentes con las leyes sobre las apuestas. Cumpliremos las leyes. Dejando eso a un lado, hay una casa de apuestas como Kirolbet que ha hecho un esfuerzo económico con nosotros y la realidad esta ahí. El fútbol está lleno de apuestas, los medios también. A nivel personal pienso que esa actividad debería estar regulada y que no haya gente que no caiga en unas redes que le destrocen la vida. Es un problema que debe solucionar la sociedad. Kirolbet ha hecho un esfuerzo. La Real Sociedad ha decidido no publicitar en su camiseta, pero tiene casa de apuestas oficial.

Por último, el centenario a la vuelta de la esquina...

El centenario tiene que ser el colofón a este ascenso. Habrá que preparar algo a su altura. Estamos montando también un plan de ingresos para sufragar actividades durante ese año y de esa manera no penalizar a la confección de la plantilla.