Chimy: “Nos quejamos y ya es amarilla”

PROTAGONISTAS | arrasate y sus jugadores coincidieron en que les costó “llegar al áreA” del granada

10.02.2020 | 08:34
Chimy Ávila es presionado por Yangel Herrera.

Granada - El técnico de Osasuna, Jagoba Arrasate, reconoció irse "con sensación de rabia" tras la derrota del cuadro rojillo en Granada, e identificó los males que pesaron a su equipo en el choque de ayer. "Acumulamos a gente arriba pero no hemos conseguido llegar. Interpretamos mal el partido, porque éramos incapaces de llegar", explicó el preparador de Berriatua.

Junto a ello, también reconoció el "gran acierto" del Granada en la jugada del gol. "Hemos tenido más opciones y más claras que el rival, pero si Vadillo mete ese gran balón no hay nada que hacer", señaló Arrasate. Sobre la idea de juego, buscaba un equipo "con cuatro centrocampistas, con un plan claro" pero explicó que estaban "incómodos, con muchas interrupciones". Por último, elogió a la escuadra de Diego Martínez y a su planteamiento: "Están haciendo un gran inicio y hace lo que se espera de un equipo ordenado. Tenemos que saber contrarrestar lo que hacen, que tiene mucho mérito"

El parecer de Roberto Torres no era muy diferente. "Ha sido un choque muy igualado y lo más justo era un empate. Sabíamos que eran muy fuertes en la estrategia y que iba a ser más importante que nunca", dijo el centrocampista de Arre, para el cual la falta del gol "ni era" aunque admitió que "hay que defender bien" esa acción.

En la misma línea se encontraba un Chimy Ávila que se marcho "muy triste" del estadio Los Cármenes. "Estoy algo enfadado con el árbitro porque pienso que, si tiene que dar libertad para jugar fuerte, la tiene que dar a ambos equipos", indicó el argentino. "Sabíamos que era el juego que les gustaba a ellos, y a mí también me gusta, pero tiene que ser igual para ambas partes", añadió. No se quedó ahí: "Nosotros nos dedicamos a jugar a fútbol. Ellos protestan treinta veces y ni amarilla, nosotros una y tarjeta, creo que está equivocado el árbitro.

Asimismo, Darko Brasanac reconoció que "un detalle a balón parado" cambió el partido. "Hemos hablado esta semana de lo importante que era adelantarse por cómo juegan ellos. Por ejemplo, ante el Leganés marcaron pronto y así se quedó, como ha pasado hoy", reconoció el futbolista serbio al acabar el choque. Habló de la jugada del gol y de cómo se encontró su equipo en el partido: "Estuvimos bien y tuvimos mejores ocasiones, pero a balón parado teníamos a un gran equipo delante. El centro fue muy bueno. El partido se decidió en los pequeños detalles, como esa falta".