Los rojillos recuperan la chispa en El Sadar con un inicio marca de la casa

25.01.2020 | 06:16

el equipo - Osasuna recuperó ayer ese concepto que Arrasate resumió en dos palabras: ser nosotros. Con una presión muy alta, los seis primeros minutos ofrecieron la imagen característica del equipo, ahogando al rival, disparando a portería y estrellando un balón en el larguero (ya suman 15). Sin un fútbol exquisito, Osasuna hizo de la insistencia su mejor argumento para acabar arrinconando a un Levante que decepcionó.