"Le advertí a Vizcay de que su firma aparecía en muchas salidas de dinero"

ATENUANTE | Tebas dijo que el exgerente no tenía poder de decisión y destacó su arrepentimiento

31.01.2020 | 06:17
Tebas, acudiendo a declarar.

pamplona - Tebas, en sus múltiples explicaciones, trató ayer de dar un aparente motivo por el que Vizcay confesó ante la Liga de Fútbol Profesional todo lo que hizo. El presidente de la Liga mantuvo dos reuniones con el exgerente de Osasuna. En la primera, Vizcay creía que acudía porque estaba interesado en contratarle para la figura recién creada de director de partidos. Tebas le dijo que, antes de eso, iban a hablar de otra cosa. Y le manifestó que sabían que Osasuna había estado implicado en amaños y que había unas salidas de dinero sospechosas del club.

Pero aún le concretó más: "Le advertí de que podía haber múltiples delitos y que teníamos unos datos importantes. Las investigaciones de los detectives estaban cerradas, pero le dije que su firma aparecía en muchas salidas de dinero". Por tanto, tal declaración libre y espontánea de Vizcay tal vez fue un poco condicionada por sentirse señalado por cualquier apropiación indebida. "Su confesión fue creíble y no vi que se tratara de una coartada para poder tapar una apropiación de ese tipo", declaró.

"vizcay lo consultaba todo" La defensa que Tebas efectuó de Vizcay en el juicio fue más que evidente, al igual que hace el abogado de la Liga, que no acusa al exgerente de Osasuna de ningún delito. "Le dije que había que contemplar la figura del arrepentimiento, que era una atenuante muy cualificada en caso de que colaborara. Vizcay se arrepintió de haber participado en ese entramado de amaño de partidos". El máximo responsable de la Liga también detalló que durante las asambleas de clubes Vizcay era uno de los emisarios de Osasuna y le rebajó sus atribuciones. "Su capacidad de decisión era muy limitada, apenas hablaba y todo aquello que tuviera que hacer, lo tenía que consultar", afirmó Tebas del hombre que todo le dijo. De igual modo, aseguró que los detectives que había contratado la Liga no siguieron a Vizcay durante los días que se produjeron las reuniones sospechosas. - E.C./J.G./P.M.