Un derbi para evitar líos

Osasuna visita al Athletic de Bilbao con la idea de puntuar para acabar con la mala racha

16.02.2020 | 01:13
Oier e Iñigo Pérez corren en el calentamiento de la sesión de ayer.

Pamplona – Osasuna llega al derbi contra el Athletic de Bilbao con un colchón importante de puntos sobre el descenso pero inmerso en una pequeña mala racha de la que necesita salir cuanto antes para no meterse en líos. Eso sí, no será fácil. Además de las complicaciones que tienen los rojiblancos y San Mamés, el equipo de Arrasate viaja con multitud de bajas, especialmente dolorosas en ataque donde no cuenta ni con Rubén García ni Arnaiz.

Estas bajas, unidas a la necesidad de encontrar la solidez perdida, podrían producir que Arrasate presentase un once con un carácter más físico que otros, con Roncaglia de lateral y Nacho por delante y un medio del campo en el que coloque un trivote, con Darko de nuevo encargado de liderar la presión en tres cuartos. Ahí no estará Moncayola, lesionado contra el Madrid. Por otro lado, los rojillos recuperan a su capitán Oier Sanjurjo después de perderse el encuentro ante el Real Madrid, hecho que de cara a un partido de máxima rivalidad puede suponer un impulso para el resto de compañeros, especialmente por su liderazgo.

Con este once, además, Arrasate tendría opción de poder variar el dibujo durante el encuentro según como vaya transcurriendo el juego.

Osasuna llega a la vigésimo cuarta jornada de liga con 28 puntos en su mochila después de haber logrado la victoria en 6 encuentros, empatado 10 y perdido 7 en su vuelta a la máxima categoría. Con estos guarismos, más que buenos, en la plantilla son conscientes de que es necesario seguir sumando para que los de abajo no se acerquen e intentar mantener un colchón holgado con los de abajo, que van acelerando según se acerca el final.

Por su parte, el rival llega con dos bajas de calado por sanción, las de Dani García e Iker Muniain, dos de los mejores el miércoles ante el Granada, que podrían ser tres o cuatro si finalmente no puede jugar Yuri Berchiche, con problemas físicos en las últimas semanas, y tampoco Unai López, lesionado el jueves en Lezama.

Un derbi, una fiesta, en la que Osasuna tiene que salir a por todas para evitar meterse en líos.

los datos

Trayectoria similar. Los dos equipos llegan al partidos tras dos derrotas seguidas y con muy pobre bagaje en los últimos ocho encuentros. En los que el Athletic sumó cinco puntos en otros tantos empates, y Osasuna seis, en un triunfo amargo ante el Levante por la lesión del Chimy y tres igualadas.

Objetivo: solidez. La clave será la capacidad de un Osasuna que necesita recuperar la solidez defensiva para volver a la senda de los puntos.

Rival

Garitano "Es un partido vital para nosotros"

"Estamos convencidos de que es un partido vital para nosotros. Tenemos que olvidarnos de la Copa unas semanas y centrarnos en la Liga. Necesitamos tirar para arriba, volver a ganar y coger aire. Las sensaciones son buenas, pero no vivimos de sensaciones", opina el entrenador rojiblanco. "La Copa nos está condicionando mucho en la Liga. Pero, aparte de eso, aunque es verdad, uno vive sólo de ganar y debes hacerlo cuando llevas tiempo sin ganar. Necesitamos ponernos con 34 puntos", comentó en Lezama en la rueda de prensa previa a un choque en el que reconoce que "Osasuna también viene con necesidad".