Los rojillos mantienen el descenso a 10 puntos

La clasificaciónLos cuatro de abajo suman, pero Osasuna responde con un triunfo en Bilbao para poner fin a una racha de dos derrotas seguidas

17.02.2020 | 00:46
Los jugadores de Osasuna, con Roberto Torres a la cabeza, aplauden a sus aficionados.

Pamplona – Osasuna jugó ayer en San Mamés sabiendo que los tres últimos clasificados habían sumado puntos a su casillero –el Mallorca ganó el sábado al Alavés (1-0), mientras que los otros dos cosecharon ayer sendos empates: el Espanyol, en Sevilla (2-2); y el Leganés, con el Betis (1-1)– y respondió de la mejor manera: con un triunfo en Bilbao ante el Athletic gracias a un solitario gol de Oier (0-1). Estos resultados, unidos al empate del Celta en el Bernabéu contra el Madrid (2-2), permiten a los rojillos mantener su renta con la zona de descenso en los 10 puntos, que es la que tenía al comenzar la jornada.

La victoria en San Mamés le sirve a Osasuna para sumar ya 31 puntos, por los 21 que tiene el Mallorca, que es el equipo que marca el descenso, y también para poner fin a una racha de dos derrotas ligueras consecutivas. El conjunto navarro venía de perder en Villarreal (3-1) y hace una semana contra el Real Madrid en El Sadar (1-4), dos encuentros en los que los rojillos habían encajado siete goles, poniendo en duda su fiabilidad defensiva. Fue éste uno de los motivos por los que Jagoba Arrasate apostó ayer por un sistema defensivo con tres centrales y, pese a sufrir, el plan le salió a la perfección porque su equipo acabó con la portería a cero y además sacó partido de su poderío en una jugada de estrategia en la que Unai García y Darko tocaron el balón antes de que Oier marcara su gol, el del triunfo.