#MiVidaConOsasuna

Decenas de seguidores compartieron sus mejores momentos a través de la etiqueta impulsada por Diario de Noticias en redes sociales

25.10.2020 | 01:37
Un grupo de aficionados con César Cruchaga

La afición rojilla se volcó con el centenario de Osasuna y dejó decenas de mensajes en la etiqueta #MiVidaConOsasuna impulsada por DIARIO DE NOTICIAS en redes sociales. El 24 de octubre era un día marcado para todos los seguidores rojillos. Ante la imposibilidad de acudir al estadio El Sadar en una fecha tan señalada, muchos aficionados compartieron sus mejores momentos con Osasuna en las redes. La iniciativa #MiVidaConOsasuna fue todo un éxito y se recogieron mensajes que mandaban forofos de diferentes edades y desde prácticamente cualquier punto del planeta.

El usuario Amaiur Elizari explicó que su mejor recuerdo como rojillo fue el partido en el que Osasuna se clasificó para la Champions al vencer al Valencia 2-1 en mayo de 2006. Una temporada increíble que permitió que Osasuna jugará por primera y única vez en su historia en la máxima competición europea.

Sergio Mingogarce acompañó su mensaje con dos fotografías en El Sadar: una con su mujer de recién casados y otra con su hija pequeña. Para él, Osasuna no es solo un club de fútbol, es un sentimiento. "Porque cada día te quiero más. Porque has formado parte de nuestros mejores momentos y lo seguirás haciendo. Porque sin ti la vida no sería igual", explicó.

La usuaria @BetizurekinCAO también piso El Sadar con el vestido de novia. Su relación con Osasuna empezó a los cinco años. "Bajando al Sadar con el aita, la infancia, la juventud y también la vejez. Rodando por el suelo de risa a tu lado. Viviendo en rojo, soñando en rojo, kilómetros y kilómetros sólo para disfrutar con vosotros. Siempre a vuestro lado y así seguirá, mi corazón es rojo", narró.

Itziar Fernández resumió también su relación con el club. "Han sido tantos los momentos vividos, tantas emociones junto a los míos y tantos recuerdos especiales acumulados que toda imagen se queda corta. Osasuna es sentimiento, es mi pasión. Gracias por regalarnos estos cien años de historia, por contagiarnos tu locura y por lo orgullosa que estoy de pertenecer a esta gran familia de locos", escribió.

Por su parte, Lydia Jaso felicitó a Osasuna por su cien cumpleaños y mostró su alegría porque dentro de pocos meses llegará un rojillo más a la familia. Acompañando el texto de una imagen en la que se percibía su embarazo, explicó que el hijo "lleva los colores desde la tripa de mamá y los ánimos de papá".

Esther Aldave, autora del libro sobre Ramón Bengaray –uno de los fundadores de Osasuna– dejó un mensaje sobre su historia con Osasuna. "Son los partidos de mi infancia en El Sadar, los abrazos con la familia, los desplazamientos, los nervios, alguna que otra lágrima, el descenso a los infiernos para fespués alcanzar la gloria, y el placer de contribuir a rescatar su historia", expresó.

Fran Salinas señaló que el fútbol es la cosa mas importante de las cosas menos importantes. Pero, para él, Osasuna significa mucho más que eso. "Amistades forjadas en muchos viajes, dias buenos, malos, un sentimiento que intentamos trasmitir a nuestros hijos", explicó.

Para José Ramón Olza, este 24 de octubre fue especial por dos motivos. "Que la salud acompañe a este grandioso club otros 100 años más y los que vengan. Efeméride: tal día como hoy nació mi padre, quien me metió el veneno rojo y hoy hubiese cumplido 89 años; qué bonita coincidencia", explicó en su mensaje.

Goizeder Lamariano también tiene grandes vivencias siguiendo al equipo, donde ha hecho muchas amistades. "Mi relación con Osasuna empezó con 5 años cuando mi padre me llevó al Sadar y con 7 me hizo socia. Con él fui a Eibar, Leganés, Gijón... Ahora él ya no está pero yo llevo a mi hijo al Sadar. Luego, estuve con las amigas en el Sadar, en Burdeos, en Sevilla... Después con mi marido y ahora con nuestros hijos. No somos una afición. Somos un sentimiento que se lleva en la sangre", relató.

Oscar Echeverría también comenzó su relación con el equipo gracias a su padre. "Él me inculcó el amor a los colores unido al amor a Navarra. Aunque no jugó en Osasuna, sí que lo hizo con los veteranos. Ahora, nueve miembros de la familia nos sentamos cada día de partido en el Sadar y seguimos a los rojillos, sufriendo y disfrutando", indicó.

Ainhoa Galar comenzó su idilio con Osasuna gracias a su madre. "Fue con ella con la primera persona que pise el Sadar y fue ella quien cada domingo me enseño a poner el teletexto para ver como iban los rojillos. Celebro el centenario por Osasuna y por ella", explicó.

Andrea Expósito publicó fotografías de varios de los viajes que ha realizado siguiendo al club, como a Tarragona o a Bilbao. "Por las sonrisas y lagrimas, por ser a donde quiero ir cuando no quiero estar con nadie, por los días sin voz después de los partidos, por los kilómetros recorridos para verte, por las ganas que tengo de volver a sentirte", expresó.

Iñigo Osés reflejó la historia de su abuelo, que cumplía ayer 92 años. "Hoy mi yayo cumple 92 años. Socio desde el viejo San Juan, fue la persona que me llevo al Sadar por primera vez. Hoy Osasuna cumple 100 años. Lo hemos celebrado, en la calle, con su bisnieta,socia de Osasuna gracias a su tía Edurne", relató.

Iker Fernández vio su primer partido de Osasuna en 1990. "Desde ese momento, han sido muchas anectodas y momentazos. Me hice socio por primera vez en la 96 o 97, me parece, con la mítica tarjeta que te marcaban a mano cada vez que entrabas al campo. Entonces eramos unos 6 o 7 mil socios. Osasuna es importante para mi. Algo que me mantiene unido a Iruña y que me ha dado momentos inolvidables. Pase lo que pase hoy y siempre Osasuna", concluyó.

La pasión por Osasuna se extiende a diferentes lugares, tanto fuera de nuestras fronteras –Londres, Nueva York o México–, como dentro del país, donde se han manifestado aficionados en La Rioja, Murcia o Cataluña.

El usuario @Juanvalganon, riojano, relató su historia como hincha rojillo. "Mi vida con Osasuna comenzó siendo un crío una fría noche en un Osasuna - Zaragoza. Ahí entendí que Osasuna es algo más que un sentimiento. Desde entonces, innumerables visitas a nuestro templo, a la que siento como mi casa, aun siendo de fuera de Navarra, siendo un riojano, siento a Osasuna como mío. He vivido muchos de los momentos más felices de mi vida, como es el poder vivir un ascenso en primera persona y en la plaza del Castillo. Aunque también he vivido el momento más tenso que podía pensar. Imagínate viajar 9 horas de tren, desde Calahorra hasta Sabadell para estar a pocos minutos de la desaparición... por suerte, todos sabemos lo bien que acabó y la gran fiesta que vivimos allí. Y por último de todo, agradecer mi padre que me inculcars el sentimiento rojillo desde pequeño, hacerme entender que ser de Osasuna es mucho más grande que ser de Barça o del Madrid, ser de Osasuna es único", relató.

El mexicano @BernardoDM14, nieto de navarros, también quiso compartir su historia. "A punto estuve de errar olímpicamente y hacerme del Athletic pero Don Ivan Rosado y algunas visitas a Tajonar todo lo pueden. Luego, años de suplicio para seguir los partidos a 10 mil kms de distancia, la final de Copa por radio con retraso y crónicas con días de retraso. Sufrí Sabadell un domingo de verano solo como si la vida me fuera en ello... Y si que nos iba... Solo he estado en El Sadar una vez para un partido amistoso que Annunziata marco un doblete pero tuve suerte y fui a Oviedo en uno de los mejores días de mi vida. Tarragona y Girona concluyeron el mejor verano que alguien puede pedir", recordó.

Juanjo Ruíz ha pasado 15 de los últimos años lejos de Osasuna. "Una historia que empieza en Murcia, en soledad, y que crece con las primeras idas y venidas a Pamplona. Y una historia que a día de hoy defiendo de una forma peculiar, como enfermero, a mucha honra. He crecido con los rojillos y seguiremos cumpliendo años juntos".

El catalán @Rojoreino también compartió sus vivencias a través del #MiVidaConOsasuna. "Primer partido, un Barça-Osasuna que Pandiani se encargó de hacernos ganar. Siempre voy con los que a priori tienen las de perder, y esa temporada con la salvación ganando a los dos grandes, me enganchó. Empecé a seguir a Osasuna, a conocer a los jugadores y sus valores. A partir de ahí, he vuelto 4 veces a Pamplona y ido a todos los partidos que jugábamos cerca. Osasuna me ha dejado mil anécdotas increíbles, momentos inolvidables y muchas alegrías. He conocido gente maravillosa y he crecido al lado del club, aunque fuera a muchos kilometros", concluyó. La pasión por Osasuna no entiende ni de edades ni de fronteras. Y los aficionados rojillos pueden seguir compartiendo sus experiencias a través de la etiqueta #MiVidaConOsasuna, donde se juntan cientos de historias que contar y que disfrutar.