Tomares-Osasuna

Osasuna debuta en la Copa ante la UD Tomares, un equipo de quinta división

Arrasate mezclará a jugadores del filial con hombres menos habituales del primer para pasar la eliminatoria a un partido

14.12.2020 | 18:40
Rubén Martínez se lanza en un entrenamiento en Tajonar.

Osasuna es el claro favorito este martes frente a la UD Tomares, en el debut de los rojillos en la competición copera -el encuentro se disputa desde las 19.00 horas en el estadio de La Cartuja de Sevilla (DAZN)-, pero la superioridad -la UD Tomares juega en la División de Honor senior andaluza, una división más allá de la Tercera- se demuestra sobre el campo y eso es a lo que se quiere dedicar el equipo de Arrasate. Con heridas en la Liga, con una clasificación que aprieta en el pozo del último lugar, el conjunto navarro se encuentra con este torneo atractivo que, a un solo partido acrecienta las dificultades, pero que nunca debería ser un problema para los rojillos ante la distancia futbolística entre las dos plantillas. Es decir, este martes toca o victoria o hecatombe.

Arrasate se deja en Pamplona a titulares habituales, a los que concede descanso, y se lleva hasta Sevilla a 18 futbolistas con una numerosa representación de hombres a caballo entre el primer equipo y el filial y otros que están teniendo una participación menor en la Liga. El técnico de Osasuna realizó un ensayo en el entrenamiento de esta mañana con un once previsible en el que mezcló ambas castas en una alineación con calidad para superar el trámite. Es decir, la formada por Rubén; Roncaglia, Unai García, Raúl Navas, Juan Cruz; Saverio, Javi Martínez, Darko Brasanac, Kike Barja; Brandon y Enric Gallego. La presencia de los jóvenes Saverio y Javi Martínez en el centro del campo, y la reaparición de Brandon como jugador de Osasuna son las titularidades más destacadas en la formación.

La U.D. Tomares, club fundado en 1976 y radicado en esta localidad limítrofe con Sevilla, de unos 25.000 habitantes y la de mayor renta per cápita declarada de Andalucía, espera poder contar con el apoyo de más seguidores y gestiona que las autoridades le autoricen un aumento del número de espectadores para este partido, indida Efe. Según la normativa de la Junta de Andalucía sobre restricciones por la pandemia de coronavirus, la asistencia máxima al encuentro sería de 400 aficionados, un número insuficiente siquiera para cubrir los gastos de apertura del graderío de un recinto que albergó el Mundial de Atletismo de 1999, partidos de la selección, una final de la UEFA y otras de la Copa del Rey.

Así, club sevillano ha enviado sendos requerimientos de urgencia a la Junta y al Ayuntamiento de Sevilla para que le autoricen que la presencia de espectadores sea mayor, en vista de que el aforo de La Cartuja supera las 60.000 localidades, por lo que la distancia de seguridad podría mantenerse sin problemas.

En el plano deportivo, Rafa Tubío, entrenador del Tomares -actual líder del grupo 1B de la División de Honor Andaluza y que eliminó al equipo cacereño del Chinato-, cuenta con la duda principal del lateral zurdo Ale Buzón, con problemas musculares, y las bajas seguras de los defensores Juan y Barbecho y del delantero Salvi Moya.