Copa del Rey: Osasuna elimina al Espanyol en media hora

Se adelantó desde el minuto 9 con un gol de Javi Martínez y remató el encuentro con otro tanto de Barja en el 29 - El equipo rojillo sigue avanzando con paso firme hasta los octavos de final - Manu Sánchez: "Ha sido un debut soñado"

17.01.2021 | 14:07
Los jugadores del Osasuna y del RCD Espanyol Lucas Torro (i) y M. Vargas (d) durante el partido de la tercera ronda de La Copa del Rey

La determinación y el paso firme que no encuentra Osasuna en la Liga, la competición que interesa, se ha hecho un sitio permanente en la Copa, donde el equipo de Arrasate dio ayer otro salto adelante al eliminar al Espanyol y clasificarse para los octavos de final. Los rojillos realizaron un gran encuentro, resolutivo en los últimos metros y con un buen general frente al rival más difícil que le podía corresponder a un equipo de Primera, el líder de Segunda.

[ASÍ LE HEMOS CONTADO EL ENCUENTRO EN DIRECTO]

Osasuna se mostró sin complejos, quizás sin la presión o la ansiedad añadida que impone la delicada clasificación en la Liga, y eso redundó en su gran actuación. Si el Espanyol, por calidad de sus jugadores y presupuesto, es considerado un equipo de Primera en periodo de retorno en Segunda, a ese nivel habrá que colocar el triunfo de los rojillos –merecido, incuestionable, reparador para su moral–, frente a un contrincante exigente y, sobre todo, con confianza por su temporada espectacular en Segunda y pegada por los números que acumulan sus goleadores.

En un partido excelente, con el listón muy alto por parte de todo el mundo, Arrasate tiene actuaciones para apuntar en la libreta y analizar en el vídeo. Por encima del conocimiento que se desprende de los entrenamientos, los técnicos sacan las conclusiones cuando hay competición oficial de por medio y ayer, frente a un contrincante con su nivel de exigencia, en un Osasuna notable se vio a un portero seguro y serio, Juan Pérez; a un debutante, Manu Sánchez, fogoso por el lateral izquierdo; a un Lucas Torró insuperable en el medio centro y en el anclaje del equipo; a un Kike Barja efectivo y tenaz por el extremo; y a un Javj Martínez puro vigor, abnegación y sentido de juego a la hora de realizar un despliegue físico apreciable, que además marcó un golazo. Necesitados de buenas noticias, a los rojillos les debe sentar a las mil maravillas el marcador y el juego de ayer.
 
Osasuna dejó todo finiquitado en el primer tiempo, cuando el Espanyol estaba intentando mostrar sus plumas de gallito y pretendía imponer los tiempos en la pugna. Javi Martínez, el chaval que viene mostrando en los últimos partidos una interesante progresión, enseñó con un primer gol fantástico señas identidad que no deben olvidarse nunca en este equipo. Protagonizó un robo de balón, pura codicia. y siguió la jugada hasta el área, donde expuso clase en el recorte y temple en el golpeo. Un golazo en toda regla y el primer empujón para la victoria.
 
El Espanyol sintió que le dolía el gol temprano y que, a pesar de mandar sobre la pelota, no encontraba una rendija por la que hacerle daño a Osasuna. Al contrario, Budimir rozó el segundo gol diez minutos después del primero y Barja, al filo de la media hora, acabó con los temores. La jugada más odiada por los entrenadores, un córner a favor que termina en gol en contra, eso se pasó al conjunto catalán, que perdió la pelota con todo el mundo metido en el área rojilla y Roncaglia, en plan estampida por la banda izquierda, dejó el balón para el gol a Barja, que decidió con clase.

El Espanyol, que se marchó a los vestuarios sin dar un solo zarpazo, intentó una reacción tras el descanso. Escenificación más estética que practica, porque el conjunto catalán puso sobre el terreno de juego a sus estrellas y jugadores más caros para no darle ni un plus de emoción al partido. Como en los buenos tiempos, no hace mucho, Osasuna supo gestionar el partido, el marcador favorable, y el encuentro se fue marchando tranquilamente y sin sustos. Solo al final, en un par de lanzamientos, el líder de Segunda se acercó a la portería, pero Juan Pérez y el poste le negaron lo que no se había merecido por su juego remolón y anulado por los hombres de Arrasate. Raúl De Tomas y Melamed fueron los que apuntaron en la estadística del Espanyol, pero a dos minutos del final y en el tiempo de descuento. A Osasuna no se le ha olvidado ganar y eso es una buena noticia para el grupo. El oxígeno de la Copa debería llegar a la Liga.



 

Ficha técnica:

0-Espanyol: Oier; Óscar Gil, Cabrera, Calero, Dídac Vilà; David López (Darder, min.52), Fran Mérida; Melendo (Embarba, min.52), Wu Lei (Vadillo, min.74), Vargas (Nico Melamed, min.66); y Puado (Raúl de Tomás, min.52).

2-Osasuna: Juan Pérez; Roncaglia (Nacho Vidal, min.67), Unai García, Raúl Navas, Manu Sánchez; Javi Martínez, Kike Barja (Rubén García), Torró (Oier, min.67), Jony (Roberto Torres, min.76); Budimir (Iñigo Pérez, min.67) y Enric Gallego.

Goles: 0-1, min.9: Javi Martínez; 0-2, min.29: Barja.

Árbitro: Melero López (comité andaluz). Amonestó a Enric Gallego (min.34), Budimir (min.45), Óscar Gil (min.49), Javi Martínez (min.50), Raúl de Tomás (min.84).

Incidencias: partido correspondiente a los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el RCDE Stadium a puerta cerrada.

Noticias relacionadas