Osasuna quiere mejorar la historia en Valencia

Cierra el jueves en Mestalla una primera vuelta en la que, con 15 puntos en 18 partidos, acumula su tercera peor puntuación en la máxima categoría en lo que va de siglo

18.01.2021 | 18:38
Los jugadores de Osasuna, trotando en Tajonar.

A Osasuna le queda un partido para abrochar la primera vuelta del campeonato liguero de Primera División, el que disputa este próximo jueves a partir de las 19.00 horas en Mestalla contra el Valencia. De momento, el bagaje que han acumulado los rojillos en las 18 jornadas que han disputado hasta la fecha resulta bastante exiguo y la prueba es que, con los 15 puntos que han sumado, solo les alcanza para ocupar la 19ª plaza de la clasificación, la segunda de las tres que condenan al descenso, y se encuentran a 3 puntos de la zona de permanencia. Y tampoco sale especialmente bien parado el conjunto navarro en la comparativa con sus primeras vueltas en las otras 16 temporadas en las que ha participado en la máxima categoría en lo que va de siglo, igualando a falta de un partido su registro de la temporada 2012-2013 y mejorando levemente los 13 puntos de la 2008-2009 y los 9 de la 2016-2017, en la que Osasuna consumó su descenso matemático cuatro jornadas antes de que concluyera la Liga.

Es por esto que el partido que afronta el equipo de Jagoba Arrasate este mismo jueves en Valencia aparece marcado en rojo en el calendario del cuadro navarro. Porque se presenta como una oportunidad de oro para refrendar la buena imagen y sensaciones que ofreció el pasado domingo en Copa contra el Espanyol (0-2), y también en los cuatro empates consecutivos en Liga en Elche (2-2), contra el Alavés en Pamplona (1-1, jugando durante 80 minutos con un hombre menos), en San Sebastián contra la Real Sociedad (1-1) y con el Real Madrid en El Sadar (0-0), racha que se quebró el martes de la pasada semana en la recuperación del partido aplazado de la cuarta jornada en Granada (2-0).

Además de para engordar su botín de puntos al término de la primera vuelta liguera, el partido del jueves en Mestalla también le puede servir a Osasuna para mejorar su registro de la temporada 2000-2001 (17 puntos en 19 partidos) e igualar los 18 de la 2010-2011, aunque siempre en el caso de regresar de Valencia con una victoria, resultado que a los rojillos se les resiste en el campeonato liguero desde hace ya casi tres meses.

La situación clasificatoria de Osasuna se ha visto comprometida porque son 12 las jornadas consecutivas de Liga en las que ha sido incapaz de ganar. Para encontrar el último triunfo de los rojillos hay que remontarse al día del centenario del club, el 24 de octubre, fecha en la que celebró una fecha tan señalada con una victoria ante el Athletic en El Sadar merced a un solitario gol de penalti de Rubén García. Aunque entre medias ha conseguido superar tres eliminatorias de la Copa (0-6 al Tomares de la Regional andaluza, 0-3 al Olot de Segunda B y 0-2 al Espanyol, campeón de invierno de Segunda), lo cierto es que a Arrasate y a su equipo les está costando dar con la tecla en la Liga, en la que el cóctel explosivo errores propios y arbitrales, mezclado con un alto grado de infortunio, han metido al equipo y al técnico en problemas.

En resumen, desde que la Liga de Primera la disputan 20 equipos y las victorias se cotizan a tres puntos (temporada 1995-1996), Osasuna ha competido, contabilizando la actual, 17 temporadas en la máxima categoría (de 2000 a 2014, la 2016-2017 y desde 2019 hasta la actualidad), en las que solo en dos ocasiones finalizó la primera vuelta con menos puntos que ahora (lleva 15 a falta de un partido), aunque si aprovecha la bala del jueves en Mestalla podrían ser tres si empata o, en caso de ganar, cuatro, igualando además los 18 puntos de la 2010-2011. Todo un reto y un alivio para afrontar con más temple el inicio de una segunda vuelta que está a la vuelta de la esquina. Concretamente el domingo a las 14.00 horas contra el Granada en El Sadar.