Ramalho, el fichaje de Osasuna que espera su turno

El lateral es la única incorporación de Osasuna que no se ha estrenado en Liga todavía

09.03.2021 | 19:40
Ramalho se ejercita durante el entrenamiento de este martes

Sin ningún mal gesto hacia sus compañeros, ni una mala cara hacia el cuerpo técnico, Jonás Ramalho, último refuerzo rojillo, espera su turno para debutar con la elástica de Osasuna esta temporada.

Llegado en las últimas horas de mercado de invierno a la disciplina rojilla, Ramalho aguarda un momento del que ya ha disfrutado Manu Sánchez, la otra incorporación invernal. Consciente de su rol en el equipo, las oportunidades del lateral cedido –con opción de compra– por el Girona para tener un hueco en el once dependen de la disponibilidad de Nacho Vidal, indiscutible para Arrasate, sobre todo desde la lesión del Facu Roncaglia.

A falta de disputarse doce partidos para el final de temporada, Nacho Vidal cuenta en el casillero de amonestaciones con dos cartulinas amarillas y dentro de las posibilidades cabe la opción de que vea otras tres tarjetas que le hagan cumplir ciclo y, por lo tanto, un partido de sanción. En ese supuesto se le abre un nuevo escenario al angoleño.

Sin Nacho Vidal ni Facu Roncaglia, Ramalho se disputaría con Unai y Barja un hueco en el sistema de Arrasate. El técnico vizcaíno ha logrado darle la vuelta a la negativa situación rojilla con un sistema que amontona jugadores en el centro del campo, pero en la pasada campaña ya empleó un dibujo con una línea de cinco jugadores en defensa.

Ramalho, que puede desempeñar las labores de lateral o de central, se disputaría esos puestos con Unai García –al que ya se le ha visto vestirse de corto para jugar en el lateral derecho– o con Kike Barja. El canterano de Noáin se tuvo que emplear como lateral derecho en el partido copero ante el Almería, después de que se produjera la lesión de Facu Roncaglia, y la pasada semana Arrasate ya ensayó con Barja de carrilero preparando el duelo ante el Barcelona. De esas cinco posibilidades, Ramalho tendría sitio en tres de ellas.

Empleando un sistema con cuatro defensas, Ramalho se disputaría con Unai García el lateral derecho; mientras que en un dibujo con cinco hombres atrás –tres centrales y dos carriles– el angoleño tendría a Unai García y Kike Barja sus oponentes para ocupar los puestos de tercer central y el carril derecho, respectivamente. Aun así, cabría una última opción en el sistema de cinco hombres en la retaguardia, en donde Ramalho esperaría su oportunidad en el banquillo, con Unai ejerciendo de tercer central y con Barja ocupando el carril.

Por contra, David García es, con 2.160, el jugador de Osasuna que más minutos ha disputado, mientras que Rubén García ha participado en los 26 partidos ligueros disputados hasta la fecha.

La diferencia es que el zaguero, que se ha perdido dos partidos, uno por sanción y otro al estar confinado al ser contacto estrecho con un positivo en COVID, ha disputado completos los 24 encuentros en los que ha tomado parte, mientras que el centrocampista de Xàtiva ha sido sustituido en 18 ocasiones y en un partido entró de revulsivo en la segunda mitad.

Por último, Juan Pérez, tercer portero del equipo, tampoco ha debutado en Liga esta temporada, pero cuando ha estado disponible, ha sido el portero de la Copa del Rey. Los dos encuentros del torneo del K.O. que no disputó fue porque sufrió una rotura muscular en el bíceps femoral de su pierna izquierda. El Chimy Ávila, tampoco ha tomado parte todavía al estar recuperándose de la lesión de ligamento cruzado y Brandon Thomas, que solo tuvo protagonismo en Copa, ya no está en la plantilla.