El manto de la Tierra, en 4D

Una enorme capa de roca que se mueve lentamente y está debajo de nuestra superficie

11.06.2020 | 15:42
El manto de la tierra es una enorme capa de roca que está debajo de nuestra superficie.

Esta circulación de rocas ha moldeado literalmente el mundo en el que vivimos hoy, desde nuestras islas y continentes hasta nuestras cadenas montañosas y las crestas de los fondos oceánicos, y por lo tanto tiene el modelo de cómo ha evolucionado el planeta.

El equipo tiene como objetivo crear mapas computarizados del flujo del manto de la Tierra durante los últimos mil millones de años que representen la temperatura, la densidad y la velocidad del manto durante ese período de tiempo, proporcionando un modelo 4D completo.

El investigador principal del proyecto, el profesor Huw Davies, de la Universidad de Cardiff, asegura que "al igual que el descubrimiento del ADN abrió nuestra comprensión de la biología, el mapeo del flujo del manto abrirá nuestra comprensión de cómo se ha formado la Tierra a lo largo de su historia".

La teoría de la tectónica de placas, la división de la capa externa de la Tierra en varias placas deslizantes, ha revolucionado las ciencias y nos ha permitido comprender realmente el movimiento de la superficie de la Tierra. Sin embargo, la teoría de la tectónica de placas no nos habla acerca de los procesos más profundos en la Tierra que impulsan los movimientos de las placas, ni explica algunos de los eventos más dramáticos en la historia del planeta, como la ruptura de las placas, el derramamiento de grandes volúmenes de lava y eventos de extinción masiva.

El manto de la Tierra funciona como un sistema de plomería gigante en el que el calor se transfiere desde el núcleo caliente a la superficie y luego vuelve nuevamente en un gran ciclo. Esta transferencia de calor, conocida como flujo ascendente y descendente, la facilitan las rocas en el manto, que se mueve a velocidades extremadamente lentas, aproximadamente a la misma velocidad que crece una uña.

El proceso de afloramiento, el movimiento de calentamiento desde el núcleo, sigue siendo un gran misterio para los científicos, particularmente cómo se correlaciona con el movimiento de las placas tectónicas, y será el foco principal de este proyecto de investigación.

Dinosaurios y más vida


El afloramiento también es de gran interés para los científicos, ya que hay regiones o puntos calientes en la superficie de la Tierra donde históricamente se ha dado como resultado la efusión de enormes cantidades de lava, cenizas y gases a la atmósfera que han tenido un impacto devastador en la vida. Estas áreas, conocidas como Grandes Provincias Ígneas (LIP), ahora se ven como depósitos de rocas ígneas que pueden cubrir miles de kilómetros cuadrados y tienen cientos de metros de espesor. Por ejemplo, las Trampas del Deccan, una LIP que cubría una gran parte de la India, fue en parte responsable, junto con un gran impacto de meteoritos en México, de la desaparición de los dinosaurios, mientras que otra LIP, las Trampas de Siberia, fue responsable del mayor evento de extinción de la vida en la Tierra.

Como parte del estudio, el equipo tendrá acceso por primera vez a un registro de movimiento de placas de los últimos mil millones de años de la historia de la Tierra. Estos datos se combinarán con imágenes sísmicas de terremotos que han sucedido en el pasado y que están ocurriendo actualmente, que proporcionarán información sobre la velocidad a la que las ondas sísmicas se mueven a través del manto y, por lo tanto, actúan de manera muy similar a un escaneo médico y proporcionan una imagen del interior. 

 
PARA QUÉ SIRVE
El profesor Huw Davies, líder del proyecto, explica: "Tendremos una comprensión mucho más clara de cómo funciona nuestro planeta. Las visualizaciones 4D que producirá el proyecto serán de gran interés para una amplia variedad de áreas e industrias de investigación, desde la exploración de recursos minerales hasta la comprensión de cómo los eventos a gran escala en el pasado moldearon nuestro clima y, por lo tanto, apuntalan predicciones más sólidas del cambio climático futuro".