Mick Jagger: el jardinero fiel

La vida confinada del vocalista de The Rolling Stones, en un castillo francés del siglo XVI, poco tiene que ver con el 'rock & roll way of life'

08.06.2020 | 17:04
El castillo cuyos jardines cuida el vocalista de los Rolling Stones.

A todos nos gusta la vida alternativa, sin leyes, jefes, ni usos horarios, hasta que arriba la pasta y hallamos regusto en la comodidad francesa. ¡En esa confortabilidad aburguesada tan practicada por Inès de la Fressange o María Antonieta! Es lo que le ha pasado a Mick Jagger, el célebre cantante de The Rolling Stones, durante esta cuarentena: que en lugar de amanecer pasadas las 15 horas, olvidarse de la higiene y darle duro al rock & roll en un piso de Londres, ha optado por encerrarse junto a su pareja, Melanie Hamrick, y el hijo de ambos, Deveraux Octavian Basil (que tiene nombre como de la saga Harry Potter), en un castillo francés del siglo XVI.

De nombre Fourchette, la imponente mansión (que perteneció a un ministro de Luis XVI) se eleva en el valle del Loira. Y es propiedad de Mick Jagger desde principios de los años 80, cuando valoró darse un capricho sencillo para pasar sus vacaciones. No olvidemos que el valor neto de su patrimonio se estima en 360 millones de dólares.



Y con esa tranquilidad de quien llega de sobra a fin de mes, el vocalista (ya en grupo de riesgo con sus 76 años) se ha dedicado a cultivar lo mejor de la vida enclaustrada estos dos últimos meses. Además de darlo todo jugando con su pequeño, Jagger se ha vendido con gusto al costumbrismo: le encanta cuidar el huerto junto al castillo, podar y mantener las plantas de los extensos jardines, así como echar un vistazo a las ovejas. Todo ello, bien relatado por su pareja en redes sociales, como si de un remember de Babe, el cerdito valiente se tratase.

Porque tras ocho hijos con cinco mujeres diferentes, cinco nietos, un adorable bisnieto, y una vida con más desenfreno que las fiestas de Gunilla von Bismarck, parece que la estrella del rock ha encontrado por fin la estabilidad emocional junto a Melanie. La bailarina, 44 años menor que él, lo ha dejado absolutamente todo para dedicarse a la familia. Eso sí, sigue ejercitándose como si estuviera en activo en el American Ballet Theatre. ¡Instagram es testigo de que Mick Jagger le sigue el ritmo!