10 cosas que (igual) no sabías de... Blanca Portillo

03.01.2020 | 10:19
Blanca Portillo.

Es una de las actrices españolas de referencia. Blanca Portillo (Madrid, 1963) se dio a conocer para el público en 7 vidas y después ha consolidado su carrera televisiva y teatral. En estos momentos protagoniza Promesas de arena (La 1). 

1- Amante de las series. Le gusta ver cine y televisión, pero se inclina por las series y tiene sus favoritas. Ha sido fan incondicional de Juego de Tronos y también le han gustado El túnel, The affair y House of cards, entre otras.

2- Poner la carne en el asador. En la película Secuestro trabajó junto Marc Domenech, un niño sordo de 11 años que daba vida a su hijo. Blanca aprendió la lengua de los signos para dar mayor naturalidad a su personaje y para entenderse con el niño.

3- Personajes preferidos. Le encanta hacer todo tipo de personajes y no tiene géneros preferidos, pero le gusta que le ofrezcan roles de mujeres que se encuentran en una situación límite.

4- Selectiva. Dice que en la vida lo mejor es seleccionar, y por eso, a la hora de trabajar es selectiva con sus papales tanto en televisión como en cine y en teatro, aunque reconoce que no ha tenido queja hasta la fecha y que siempre le ofrecen buenos proyectos.

5- Desayunos. Le encanta desayunar y no se priva en el arranque del día. Es su momento de relax y no repara en contar calorías: café, tostadas, jamón, huevos revueltos y fruta. En jornadas especiales se apunta a las porras.

6- Sentimental. No le importa expresar sus sentimientos ante la gente. Prefiere los abrazos a los besos, porque cree que un abrazo puede llegar a ser más sentido y honesto que un sencillo ósculo.

7- Llorar y reír. No le cuesta meterse en el personaje de turno. Siempre ha comentado que en cuanto tiene que actuar entra en una especie de trance en el que deja de ser Blanca y puede llorar o reír con igual facilidad, todo ello según lo exija el guion.

8- Le gusta Madrid. Si se habla de Madrid saca pocas pegas. Ama de su ciudad hasta el exceso de tráfico y de gente, y aprecia algo que solo le ofrece una gran urbe: el anonimato.

9- No da explicaciones. Le gusta acertar y equivocarse. En su balance pesan tanto los errores como los aciertos; reconoce ambos como suyos y no le gusta nada que le pidan explicaciones de ningún tipo sobre sus decisiones.

10- Soledad. Es parte de una familia numerosa, ocho hermanos, y se siente muy unida a todos ellos, aunque sea una solitaria convencida y reconozca que durante muchos años echó de menos una habitación para ella solita.