Bianca Jagger, 75 años de rebeldía y activismo

La ex de Mike Jagger ha pasado de icono irreverente los años 70 a reconocida activista por los derechos humanos

01.05.2020 | 15:38
Bianca Jagger, durante una rueda de prensa

MADRID.-De icono irreverente en la década de los años setenta a reconocida activista por los derechos humanos, pasando por trabajar frente a las cámaras como modelo y actriz. Así es la trayectoria de la nicaragüense Bianca Jagger, que este sábado cumple 75 años.

Bianca De Macías nació en 1945 en Managua durante la dictadura de la familia Somoza, una etapa que marcaría a la joven, que posteriormente se mudó a París para estudiar Ciencias Políticas en la Universidad de La Sorbona.

Fue en esta ciudad donde conoció al vocalista de los Rolling Stones, Mick Jagger, del que se convertiría en su primera esposa tras una boda celebrada en 1971 en la meca del famoseo de la época, Saint Tropez. Se convirtieron inmediatamente en la pareja más mediática de la época, con un estilo propio que se convirtió en tendencia.

De la noche del dos de mayo de 1977 en la que Bianca Jagger celebrara sus treinta y tres años subida a lomos de un caballo blanco en el mítico club neoyorquino Studio 54, han pasado ya cuarenta y tres años.

Una imagen que simboliza las fiestas excesivas y con un punto salvaje que tenían lugar en la discoteca más popular de Nueva York en su etapa de pleno apogeo, en la que figuras como Salvador Dalí, Liza Minelly o Andy Warhol se daban cita cada noche.

Desde entonces, la vida de la nicaragüense ha cambiado considerablemente, sustituyendo las fiestas más sonadas con la alta sociedad por la defensa de los derechos humanos y el cuidado del medio ambiente, apartando a un segundo plano sus trabajos como actriz y modelo y dejando tras de sí su aparición en películas como "Los locos de Cannonball" (1981).

Considerada un icono de estilo y haciendo del traje blanco de dos piezas y hombreras marcadas un sello propio que actualmente sigue siendo fuente de inspiración en colecciones de diseñadores como Victoria Beckham, la que fue la primera mujer de Jagger -se divorciaron en 1978- dio un giro a su carrera para emprender un fuerte compromiso con el activismo.

Bianca Jagger es miembro activo de Amnistía Internacional desde hace treinta años y está comprometida con diversas causas, como la reivindicación de los derechos de las mujeres prostitutas en la India, la lucha contra la pena de muerte en Estados Unidos o la conciencia sobre la necesidad de frenar la destrucción y la deforestación del Amazonas.

En el año 2003 protestó en Irak contra la invasión de las tropas estadounidenses, y ha visitado países como Pakistán, Afganistán, Bosnia y Kosovo para denunciar las violaciones de derechos humanos o defender los derechos de las mujeres.

De todas sus causas, la principal en su trayectoria activista es la lucha contra la dictadura Nicaragua, donde siempre ha sido una de las voces más visibles. Un compromiso que se ve reflejado en un documental que dirigió en 1990 para contar la situación del país desde la Revolución Sandinista de 1979, o en sus múltiples conferencias en los últimos años contra el régimen de Daniel Ortega.

Una de sus últimas apariciones públicas fue en febrero de 2019 durante el "Hay Festival", celebrado en la ciudad colombiana Cartagena, donde aprovechó para denunciar los crímenes cometidos por el régimen de su país, considerado por muchos sectores y organismos de DDHH como una dictadura.

Ahora, Bianca Jagger llega a los setenta y cinco años siendo un icono de estilo atemporaly con un perfil muy activo en las redes sociales, especialmente en Instagram, plataforma que utiliza con gran asiduidad para viralizar sus discursos.

Entre sus últimas publicaciones, su forma de llevar los días de aislamiento en Londres, donde reside actualmente, y desde donde cuenta su forma de ver la gestión de la pandemia por parte de las autoridades de Reino Unido, a una audiencia de 23.000 seguidores, con los que a menudo interactúa durante sus vídeos en directo.

Aunque ya no sean celebrados sobre un caballo blanco y en locales de moda, Bianca Jagger llega a los setenta y cinco años fiel a su esencia.