Apuesta firme

27.03.2021 | 11:10
La electricidad llega para quedarse, también entre los modelos comerciales Fotos: Peugeot

Si todo apunta a que la electricidad impulsará en el futuro a la mayoría de los coches, de lo que no cabe duda es de que lo hará con todos los vehículos comerciales que recorran nuestras ciudades. Ejemplares como el nuevo Peugeot e-Partner lo confirman.

Peugeot sigue con su apuesta firme por la electrificación. A sus turismos de gasolina y diésel acompaña una consistente gama de modelos híbridos enchufables que también se ve respaldada por las versiones exclusivamente eléctricas. Y lo mismo ocurre en la división de comerciales. El último integrante en sumarse a esta tendencia es el nuevo Peugeot e-Partner, que complementa la oferta ya existente de los comerciales Peugeot e-Expert (Internacional Van of The Year en 2019) y Peugeot e-Boxer.

Después de haber vendido más de dos millones de unidades y de haberse comercializado en más de 100 países, el popular y exitoso Peugeot Partner, líder en el mercado desde su lanzamiento en 2018, incorpora a su gama mecánica la propulsión eléctrica. Con una autonomía de hasta 275 kilómetros en ciclo WLTP, dos longitudes de carrocería (Standard, de 4,40 metros, y Long, de 4,75 metros), dos tipos de carrocería (Furgón, con hasta tres plazas, y Doble Cabina, con cinco asientos), una carga útil de hasta 800 kilogramos y un volumen de carga máximo de hasta 4,4 metros cúbicos, además de una capacidad de remolque de hasta 750 kilogramos, el Peugeot e-Partner dispone de un motor eléctrico de 136 CV (100 kW) y 260 Nm capaz de alcanzar los 130 km/h, acelerar de 0 100 km/h en 11,2 segundos y recuperar de 80 a 120 km/h en apenas 8,9 segundos. Con su par máximo inmediato, sin ruidos, vibraciones ni emisiones contaminantes, ni siquiera cambio de marchas, moverse con la e-Partner es lo más fácil del mundo y también respetuoso.

La apuesta de la casa francesa es de lo más lógica, partiendo del hecho, según precisa, de que "casi el 80% de los conductores de vehículos comerciales realizan menos de 200 kilómetros diarios de media", por lo que "una versión eléctrica era imprescindible", especialmente teniendo en cuenta las cada día más severas restricciones medioambientales para el acceso a determinadas zonas de los núcleos urbanos. Y todo ello con las ya contrastadas cualidades de los Partner ya conocidos, ya que sus posibilidades de uso son similares a las de las versiones de gasolina y diésel, incluidas las derivadas de todo tipo de transformaciones para adecuarlos a cualquier utilización (ambulancia, policía, bomberos, isotermo, etc).

Peugeot ha querido facilitar la carga de las baterías (de iones de litio y con 50 kwh) "con dos tipos de cargadores (de serie un monofase de 7,4 kW y opcionalmente un trifase de 11 kW) y adaptables a múltiples maneras de recarga (mediante una toma estándar, una toma reforzada, a través de una estación de carga o, incluso, de un cargador rápido)", por lo que los tiempos de recuperación de energía pueden variar entre los 30 minutos para alcanzar el 80% de las baterías a las 31 horas en una toma estándar.

Otros detalles que hacen del Peugeot e-Partner un modelo especialmente cuidado son sus tres modos de conducción (Eco, Normal y Power), la recarga del smartphone por inducción, la calefacción programable a distancia, los dos modos de recuperación de energía en las frenadas, el freno de estacionamiento eléctrico, el puesto de conducción e-Cockpit con instrumentación digital opcional, la mesita integrada en el respaldo abatible para hacer las funciones de oficina móvil, el espacio de almacenamiento bajo la banqueta del asiento central, que puede cerrarse con candado; y los huecos portaobjetos de hasta 113 litros, sin olvidar un largo listado de equipamientos de confort y seguridad. Asimismo, cabe destacar la gama de servicios de Peugeot para la recarga en casa, el lugar de trabajo o en puntos de acceso públicos, así como una garantía para las baterías de ocho años o 160.000 kilómetros. A la postre, el objetivo es facilitar al máximo la transición de la combustión a la electricidad.

El Peugeot e-Partner se fabricará en Vigo y se pondrá a la venta en el segundo semestre de 2021, al igual que la versión de pasajeros de esta carrocería, el popular e-Rifter, aquí con la comodidad de un turismo, espacio para hasta siete personas y todo el equipamiento de confort, seguridad y conectividad deseable, pero con la interminable capacidad interior de una furgoneta.