Una empresa pierde 126 millones de euros tras morir el único conocedor de una contraseña

08.02.2020 | 18:01
Contraseña para acceder a un ordenador.

canadá - QuadrigaCX era considerado el principal mercado de intercambio canadiense de criptomonedas, pero, el pasado mes de diciembre, Jennifer Robertson anunció que su marido, Gerald Cotten, director ejecutivo de la empresa, había fallecido a los 30 años por la Enfermedad de Chron. Un mes más tarde y después de que la compañía no informara a sus usuarios sobre el nuevo rumbo de la empresa, QuadrigaCX decidió cesar sus operaciones por problema de liquidez. Esto le impide entregar a los más de 115.000 clientes que tiene los 190 millones de dólares canadienses (126 millones de euros) que habían almacenado en el sistema, explicó el lunes CoinDesk. La compañía ha recibido varias demandas de usuarios, que piden que se les devuelva el dinero. Sin embargo, Jennifer Robertson afirmó al Tribunal Supremo de Nueva Escocia que no es posible, porque no puede acceder a los fondos almacenados, por lo que solicitó protección al acreedor. Según explicó, Cotten era el único que conocía la contraseña del "monedero frío" en el que almacenaba todas las ganancias. No obstante, los clientes piensan que Cotten no murió, ya que los monederos de algunos usuarios han sufrido variaciones tras el fallecimiento.