Una figura budista que se compró por 100 dólares es subastada por 2,1 millones

La puja, que tardó siete tensos minutos en concretarse, fue uno de los momentos destacados de la subasta anoche de arte chino de la casa

09.02.2020 | 01:20
Una subasta.

NUEVA YORK. La figura de una deidad budista china que una mujer compró hace 20 años en una venta de objetos usados por unos 100 dólares se ha subastado en la sede neoyorquina de la casa Sotheby's y fue adjudicada por 2,1 millones (1,8 millones de euros) un precio 25 veces superior al que estimaba la institución.

La puja, que tardó siete tensos minutos en concretarse, fue uno de los momentos destacados de la subasta anoche de arte chino de la casa, según un comunicado de este jueves en el que da cuenta de esta venta que dura una semana y muestra la "gran demanda de las obras compradas por coleccionistas estadounidenses visionarios".

Se trata de una estatuilla de bronce dorado de la deidad Cintamanicakra Avalokiteshvara, conocida como Guanyin, que data de la época tardía de la dinastía Tang y es una de las imágenes religiosas más populares en el país asiático.

Su historia resulta curiosa ya que, de acuerdo a Sotheby's, la compradora llevó la pieza a una feria de antigüedades para su evaluación en St. Louis (Misuri) tras haberla comprado por un precio de entre 75 y 100 dólares en una venta de objetos usados en un garaje dos décadas antes.

Sotheby's había situado el valor de la figura entre 60.000 y 80.000 dólares (de 52.700 a 70.300 euros), pero finalmente su precio se disparó hasta los 2,1 millones, es decir, 25 veces más de lo que se estimaba en la casa. No se ha hecho público el nombre de su nuevo propietario.

La jefa de obras chinas del Departamento de Arte de la institución, Angela McAteer, aseguró que están "extremadamente satisfechos con los resultados logrados" en las subastas de la considerada "Semana de Asia", en la que se han vendido también piezas de porcelana o jade de coleccionistas privados.

La subasta de artículos de arte chino más importantes, entre los que se incluían la estatuilla de la deidad y una pieza de jade blanco vendidas también por 2,1 millones de dólares, recaudó un total de 19,7 millones (17,3 millones de euros), con precios que superaron con creces las estimaciones.