Despedida la empleada de Subway que desarmó y se enfrentó a un atracador en su lugar de trabajo

La trabajadora, Araceli Sotelo ha sido despedida por la cadena de comida rápida después de que su hazaña se hiciera viral en redes

17.09.2021 | 19:20
Momento en el que Araceli Sotelo se enfrenta al ladrón.

Una trabajadora de la cadena de comida rápida Subway de Rockford (Illinois, Estados Unidos) estaba trabajando el pasado 5 de septiembre cuando un ladrón entró en el local con una pistola para intentar llevarse la recaudación y su bolso. Pero, tal y como se ve en la cámara de seguridad del restaurante, la mujer se enfrentó a él y salió airosa de todo el asunto.

La empleada, que responde al nombre de Araceli Sotelo, ha contado en una entrevista que "él mostró su pistola y yo me volví loca". La trabajadora forcejeó con él e incluso consiguió desarmarle. Después, cogió el arma que se había quedado en el suelo y empezó a golpearle con ella hasta que se marchó con las manos vacías.



El agresor le pidió que le diera "todo el dinero antes de que te haga daño", ha recordado la propia Sotelo. Después de suplicarle que se marchara, la mujer empujó al delincuente. Ella afirma que "era más pequeño que yo, por lo que jugaba con ventaja". "Al poner mi peso sobre él, pude empujarlo". En el forcejeo, Araceli consiguió arrebatarle la pistola.

"Quería que le devolviera su arma y su ropa", ha confesado Sotelo. Araceli En lugar de eso, "simplemente le golpeé en la cabeza, [porque] eso es lo que me estaba haciendo", insistí. Posteriormente, la mujer cogió su bolso y salió corriendo.

Despido viral


Una vez a salvo, la mujer compartió en su perfil de la red social TikTok las imágenes filtradas de la agresión. Esta publicación obtuvo más de 9 millones de reproducciones y, ante la viralización del asunto, la empresa Subway comunicó a Araceli que estaba despedida.

Tras esta injusticia, la madre de Araceli Sotelo inició una campaña para recaudar dinero para cubrir el despido de su hija y pagar a los abogados que lleven su caso. Afortunadamente, ya llevan conseguidos 15.000 dólares.

Sotelo lamenta: "He perdido mi trabajo después de que se conociera el suceso". Por su parte, la compañía ha señalado que "el propietario del restaurante y la dirección están cooperando plenamente con la investigación policial, y pedimos paciencia hasta que ese proceso se complete". En cuanto al despido de la empleada, el portavoz ha señalado que "cada restaurante es de propiedad y gestión independiente."
noticias de noticiasdenavarra