TRASTORNO CIRCULATORIO

Elimine sus varices sin cirugía

La esclerosis con microespuma es una alternativa al tratamiento quirúrgico

30.03.2021 | 09:56
El Dr. Jiménez Arribas, en su consulta. Foto: cedida

En la actualidad existen muchos métodos para eliminar las varices. Todos son altamente efectivos, pero cada uno de ellos tiene particularidades que lo hacen más indicado en un caso que en otro. Una mala indicación resulta en un tratamiento menos eficaz, o puede conllevar la aparición de una complicación no deseada. Por ello, es imprescindible una valoración por un especialista en Angiología y Cirugía Vascular con amplia experiencia en los diferentes métodos de tratamiento.

La esclerosis con microespuma destaca por su mínima agresividad. Es el método menos invasivo para eliminar las varices. Consiste en la inyección de un agente esclerosante en el interior de los segmentos venosos insuficientes, lo cual induce a su fibrosis y paulatina desaparición. Permite tratar todo tipo de varices, y no precisa anestesia de ningún tipo. Es un tratamiento ambulatorio.

Cuando hay afectación de algún eje safeno, la microespuma es más efectiva si se introduce mediante un catéter. En ello consisten las técnicas MOCA (mecánico/químicas). Se basan en el uso de un catéter que gira dentro de la vena para lesionar su capa íntima a la vez que se introduce microespuma. La combinación del efecto químico y mecánico permite eliminar un eje safeno en una sola sesión. Se lleva a cabo con anestesia local, y, como la esclerosis con microespuma, es un tratamiento ambulatorio que permite reanudar las actividades habituales de la vida diaria inmediatamente.

Por último, cuando las varices dependen de la safena interna o externa, y éstas son de gran calibre, el mejor método de tratamiento es el láser endovenoso, que es un procedimiento de termoablación. Consiste en la introducción de una fina fibra láser en el interior del segmento venoso para disparar pequeños pulsos de luz láser e ir fibrosando la vena con el calor que se genera. Es un método ambulatorio que se lleva a cabo con anestesia local y una ligera sedación. También permite reanudar las actividades de la vida diaria muy precozmente. Su uso está limitado en safenas muy superficiales o suprafasciales.

Dónde tratarse
Los pacientes interesados en una valoración de su sistema circulatorio para someterse de forma personalizada al tratamiento no invasivo más eficaz hoy en día, pueden hacerlo en la Clínica San Fermín o en la Policlínica Navarra de Tudela.

El Dr. Jiménez Arribas posee una amplia experiencia en el tratamiento de las enfermedades venosas, con más de 20 años de experiencia profesional y cientos de pacientes tratados. Además, acredita amplios conocimientos de ecografía-doppler venosa, que es el método imprescindible para el diagnóstico y el tratamiento de las varices.