Cómo prevenir y tratar los ataques de ansiedad

Este trastorno se caracteriza por sentir preocupación, temor o pánico por lo que puede ocurrir.

11.01.2022 | 12:45
La ansiedad es un mecanismo adaptativo natural que nos pone en alerta ante sucesos comprometidos.

Aunque socialmente estigmatizada, la salud mental es tan valiosa y relevante como la física. Por suerte, cada día se rompe un poco más el tabú en torno a este tema, en muchas ocasiones gracias a las declaraciones por parte de personas famosas como Selena Gómez, J Balvin, Camila Cabello o Joaquin Phoenix, que admiten públicamente que sufren ataques de ansiedad, visibilizando esta problemática.

Porque la ansiedad no se da únicamente en personas famosas. Los ataques de ansiedad o pánico se producen en respuesta a pensamientos en los que se percibe un peligro inminente, siendo el estrés crónico uno de los factores y de las causas que pueden desencadenar este tipo de trastorno. Ritmos de vida exigentes en cuanto a productividad que incluyen listas de emails interminables sin contestar, horarios ajustados e incluso el tráfico pueden ser detonantes de estos ataques.

SÍNTOMAS

A los pensamientos racionales e irracionales que se suceden durante un ataque de ansiedad, se unen una serie de reacciones físicas entre las que se pueden sentir: dificultad para respirar y sensación de asfixia, efecto de presión y dolor en el pecho, abdomen o ambos, temblores, taquicardia, aturdimiento, mareo o sensación de vértigo y desmayo, paralización muscular u hormigueo, sudoración repentina y/o escalofríos y en algunos casos incluso despersonalización o sensación de verse desde fuera.

El uso excesivo de redes sociales afecta de forma negativa al bienestar físico y emocional.

RECURSOS

Los consejos habituales en este tipo de situaciones pasan por procurar controlar la respiración, buscar un lugar donde sintamos calma, verbalizar frases tranquilizadoras, dejar espacio físico alrededor de la persona que lo sufre y avisar a urgencias para que acuda un equipo sanitario al lugar de los hechos.

Existen terapias como la Cognitivo Conductual, EMDR y la hipnosis, que ayudan a conseguir un mayor control emocional.

El Ministerio de Sanidad y el Consejo General de la Psicología han establecido teléfonos de apoyo psicológico para la población afectada por la COVID-19. El 917 007 990 para profesionales con intervención directa en la gestión de la pandemia como personal sanitario, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o Policía Local, entre otros. El 917 007 988 para la población en general con dificultades derivadas del estado de alerta.

La Confederación Salud Mental España también ofrece un servicio de información y asesoramiento gratuito y telefónico sobre salud mental, en el siguiente número de teléfono 672 370 187 o por correo electrónico a informacion@consaludmental.org.

La plataforma Instagram también ha incluido una función al respecto dentro de su aplicación, ya que si escribimos el hashtag #ansiedad en el buscador de la red social, aparece el siguiente mensaje: "¿Podemos ayudarte?". Al clicar en la opción se despliegan tres variantes: hablar con un amigo, hablar con un profesional voluntario o leer consejos que han resultado útiles a otras personas.

No está de más cuando se trata de la plataforma que más impacto negativo tiene sobre la salud mental, especialmente en la juventud, tal y como señala La Real Sociedad de Salud de Reino Unido en el informe publicado en 2019, '#StatusOfMind' (#EstadoDeLaMente).

noticias de noticiasdenavarra