Nuevas turbulencias en la coalición de Merkel

El giro a la izquierda del SPD, que busca la reforma de las jubilaciones, molesta a los socios de gobierno

08.02.2020 | 18:50

Berlín - La gran coalición de Gobierno alemana sufre nuevas turbulencias debido al giro a la izquierda del Partido Socialdemócrata (SPD) que ha generado crítica de parte de los dos socios, la Unión Cristianodemócrata (CDU), el partido de Angela Merkel, y su ala bávara la Unión Socialcristiana (CSU). "El SPD está planificando el entierro de la economía social de mercado. Con el deseo de recuperar electores ha optado por un claro giro a la izquierda", dijo el primer ministro del estado federado de Hesse y vicepresidente de la CDU, Volker Bouffier en declaraciones a medios del grupo Funke.

Según Bouffier, el SPD no puede asumir responsabilidad de Gobierno y, al mismo tiempo, formular a diario planes que no son realizables dentro de la actual coalición de Gobierno.

Planes de reforma El presidente de la CSU y primer ministro bávaro, Markus Söder, por su parte, atacó directamente los planes de reforma del sistema de jubilaciones formulados recientemente por el ministro de Trabajo, Hubertus Heil. "No estamos negociando un nuevo acuerdo de coalición. Naturalmente tenemos que hablar entre nosotros pero el Gobierno no puede girar a la izquierda", dijo Söder en declaraciones al Bild am Sonntag.

Los planes de Heil, de aumentar las pensiones a las personas de bajos ingresos, fueron calificadas por Söder como imposibles de financiar, quien recordó, además, que hay una comisión que debe encargarse de hacer propuestas para una reforma del sistema de jubilaciones que necesita tiempo para hacer su trabajo.

El líder bávaro también se mostró molesto de que el SPD no haya presentado a los socios de coalición sus planes sobre el sistema de pensiones antes de hacerlos públicos. "Los partidos de la coalición deben dedicarse este año a gobernar juntos y no a hacer campaña electoral", dijo.

La cúpula del SPD quiere elaborar un plan de reformas sociales que debe subrayar la identidad de la agrupación como partido de izquierda como estrategia para detener la caída que se observa en las encuestas de intención de voto. - Efe