Maduro retiene a un periodista por preguntas incómodas

El líder chavista abandonó la entrevista y confiscó a ‘Univisión’ todos los equipos

08.02.2020 | 21:34

miami - El periodista de Univisión Jorge Ramos confirmó ayer que estuvo retenido con su equipo durante más de dos horas después de que Nicolás Maduro abandonase la entrevista que le estaban haciendo porque no le gustaran las preguntas.

"La entrevista la tienen ellos", subrayó Ramos en sus primeras declaraciones tras haber estado retenido en el Palacio de Miraflores junto cinco productores y camarógrafos.

Además de confiscarle todos los equipos, Ramos dijo en una llamada a Univisión que los "encerraron en un cuarto de seguridad, apagaron las luces" y les "arrancaron los celulares".

También se quedaron con muchas "cosas personales", dijo Ramos ya desde el hotel de Caracas donde se alojaban.

Ramos confirmó lo dicho por Univisión y el Sindicato de Trabajadores de la Prensa de Venezuela, salvo el tiempo que estuvieron en Miraflores contra su voluntad, que se había dicho que fueron cinco horas, pero él las redujo a dos y media.

"Teníamos una entrevista con el líder Nicolás Maduro y después de aproximadamente 17 minutos de entrevista a él no le gustaron las cosas que le estábamos preguntando sobre la falta de democracia en Venezuela, sobre la tortura, los prisioneros políticos y la crisis humanitaria que se está viviendo", relató a Univisión.

jóvenes comiendo basura Maduro se levantó de la entrevista después de que le mostrara unos vídeos de unos jóvenes comiendo de la basura.

"Inmediatamente uno de sus ministros, Jorge Rodríguez (comunicación), vino a decirnos que la entrevista no estaba autorizada y nos confiscaron todo el equipo", dijo Ramos.

"No tenemos nada", se lamentó el periodista, conocido en toda América Latina, que se caracteriza por un estilo incisivo que también le causó problemas en su día con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por sus políticas antiinmigrantes.

El equipo de Univisión, liderado por el periodista Jorge Ramos, viajó en la tarde de ayer a Miami tras haber sido liberados. - Efe