Abogados que llevan a la UE ante la CPI

Omer Shatz y Juan Branco: “Es fácil limitarse a decir que Salvini es el chico malo”

Omer Shatz y Juan Branco son dos de los abogados que presentaron ante la CPI un informe acusando a la UE de crímenes contra la humanidad

09.02.2020 | 20:06
Inmigrantes rescatados en el Mediterráneo.Foto: P.E.

Bruselas - A comienzos de junio, un grupo de abogados internacionales pidió a La Haya que investigase la política migratoria de la Unión Europea y de sus Estados miembros por crímenes contra la humanidad durante los últimos cinco años. Hablamos con dos de sus abogados sobre el recorrido de la denuncia y la situación actual en el Mediterráneo.

¿En qué momento deciden llevar el caso ante la Corte Penal Internacional?

Omer Shatz - El momento en el que vimos que nada estaba cambiando desde Europa, incluso ante la escalada de tensión en Libia y después de que los centros de detención se convirtieran en objetivos en el conflicto.

Juan Branco - Es una reacción a la incapacidad política para resolver el problema. El punto de inflexión llega cuando la política utiliza la violencia para obtener resultados. Esto se ve, por ejemplo, con el auge de los populismos y de la extrema derecha, fuerzas que se proponen utilizar violencia política para obtener resultados electorales frente a minorías. Consideramos que en ese momento había que marcar un límite.

¿Qué papel está jugando Frontex en el Mediterráneo?

JB - Un papel represivo. Sabemos que Frontex transmite informaciones a actores criminales en Libia para que intercepten individuos que intentan escapar de los centros de detención y tortura. Frontex hace eso para evitar que esas personas lleguen a Europa y sea Europa la que tenga que hacerse cargo de sus destinos. Hubo tiempo en el que la UE, con programas como Mare Nostrum, tenía un rol de rescate, que permitía salvar a individuos que escapaban de una violencia política mayúscula. Esos programas han ido desapareciendo, formalmente sigue habiendo una dimensión de rescate, pero factualmente esta no existe, los programas actuales tienen un papel represivo.

¿Cómo valoran las actuaciones del gobierno de España y Francia en el marco de la política migratoria que denunciáis?

JB - Nosotros nos hemos centrado en nuestro escrito en la ruta del Mediterráneo Central, pero España ha intentado establecer políticas similares en la ruta oeste con Marruecos. Por otra parte, Josep Borrell, el ministro de Exteriores de Sánchez, ha jugado un rol importante intentando esconder la realidad de la política migratoria de la UE, evitando hablar de su dimensión criminal. Borrell reaccionó a nuestra acusación pretendiendo que no había ningún problema y que, al contrario, la política europea tiene un objetivo humanitario, lo cual es completamente absurdo. Macron es una gran hipocresía, aritficializa la oposición contra Salvini pero luego rechaza que los barcos que salvan vidas atraquen en su país, lo que significa que a la hora de la verdad aplica exactamente la misma política que Salvini.

OS -Lo que estamos viendo es a Sánchez intentando imitar a Italia, multando a las ONG de recate como a Proactiva Open Arms. Y en cuanto a Macron, hay un doble rasero cuando habla de crímenes contra la humanidad para referirse a la situación de los migrantes en Libia, pero a la vez Francia junto a Italia son los Estados que más embarcaciones envían a los guardacostas libios, además de mandar armas y misiles franceses al país. Es decir, Macron es responsable de promover las devoluciones de los migrantes a los centros de detención en Libia, que luego serán bombardeados por misiles franceses, como ya hemos visto hace dos semanas.

¿Condiciona a la CPI que en este caso el acusado sea la UE? ¿Puede verse afectada la credibilidad del tribunal?

JB -Es mucho más fácil investigar a individuos de la UE. Es mucho más difícil investigar en una cultura que no se conoce, e ir a un territorio que teóricamente puede no ser estable e incluso peligroso. Así que, en principio, al tribunal le debería condicionar de una manera favorable. El problema es que vemos una serie de hábitos sociológicos por parte de la CPI y de adhesión a un sistema internacional -la UE- que les apoya y les da financiación para actuar en otros territorios. Eso puede condicionarles de manera negativa. Espero que al final no sea el caso.

¿Qué intención tiene la criminalización de las ONG por parte de los Estados? ¿Por ser un testigo incómodo de lo que pasa en el Mediterráneo?

OS - Esto es por lo que nosotros establecimos que las autoridades de la UE están implicadas en estos crímenes. La Comisión Europea respondió horas después de la petición de apertura de la investigación que su objetivo principal es salvar vidas en el mediterráneo. Si este es tu objetivo principal ¿porqué insiste en que las ONG están haciendo un muy buen trabajo y a la vez está haciendo campaña contra ellas?