El líder laborista promete dimitir si es multado por violar leyes anticovid

Keir Starmer fue fotografiado con una cerveza y en actitud distendida, rodeado de colaboradores, en una cena en la que se pidió comida india a domicilio al término de una jornada de campaña electoral en el norte de Inglaterra

09.05.2022 | 18:23
El laborista Keir Starmer

El líder de la oposición en el Reino Unido, el laborista Keir Starmer, se ha comprometido este lunes a dimitir si la policía lo multa por haber violado las normas anticovid en una cena con su equipo en abril de 2021. "Si la policía decide multarme, yo por supuesto haría lo correcto y dimitiría. Esto importa, porque la ciudadanía británica se merece a políticos que crean que las reglas también se aplican a ellos", ha reconocido Starmer en una intervención ante la prensa.

Starmer fue fotografiado con una cerveza y en actitud distendida, rodeado de colaboradores, en una cena en la que se pidió comida india a domicilio al término de una jornada de campaña electoral en el norte de Inglaterra. El líder de la oposición reiteró ante la prensa que "siempre" ha seguido la reglas anticovid y se mostró convencido de que la cena junto a su equipo no infringió las reglas de contacto social vigentes en aquel momento.

Con su anuncio por este caso, conocido en el Reino Unido como "Beergate", Starmer trata de trazar una clara línea de separación frente a la reacción del primer ministro, el conservador Boris Johnson, quien se ha negado a renunciar a su cargo pese a ser multado por participar en al menos una fiesta durante el confinamiento en sus oficinas de Downing Street. "Quienes me acusan lo hacen para alimentar el discurso de que todos los políticos son iguales, pero yo digo que no es así. Creo en el honor, la integridad y el principio de que quienes hacen las reglas están obligados también a cumplirlas", ha subrayado.

El laborista ha insistido en que la cena en un edificio de Durham (norte de Inglaterra) solo fue un parón en su jornada de campaña para las elecciones municipales con el fin de "tomar algo de comer" y que por ello no se violó ninguna ley. La presión contra el líder de la oposición había crecido en las últimas horas después de que el dominical "Mail on Sunday" difundiese el domingo que la agenda de Starmer para ese día ya contemplaba la celebración de esa cena, por lo que no habría sido algo improvisado, y la situaba como final de la jornada, sin más actividades posteriores.

noticias de noticiasdenavarra