Los ministros británicos apoyan a May en la recta final del ‘brexit’

La primera ministra británica participa hoy en la cumbre de la Unión Europea en Bruselas

07.02.2020 | 13:25
Partidarios de un ‘brexit’ duro se manifiestan ante el Parlamento de Westminster. Fotos: Efe

Londres - La primera ministra británica, Theresa May, pidió ayer a su Gobierno "unidad" y "firmeza" para alcanzar un acuerdo del brexit que respete el resultado del referéndum de 2016, preserve empleos y mantenga la unidad del Reino Unido. May celebró ayer una reunión del gabinete en su residencia oficial del 10 de Downing Street -un día antes de la cumbre europea en Bruselas-, en medio de las presiones de sus ministros euroescépticos sobre la marcha de las negociaciones del brexit.

"Estoy convencida de que si nosotros, como Gobierno, permanecemos unidos y nos mantenemos firmes, podemos alcanzar esto", dijo la premier a sus ministros, informó ayer un portavoz oficial.

Con esta reunión, May intentaba evitar dimisiones entre ministros euroescépticos, como se temía el domingo, por los desacuerdos para resolver el problema de la frontera entre las dos Irlandas a fin de que continúe invisible para no perjudicar el proceso de paz norirlandés.

Un portavoz oficial precisó ayer que ningún ministro expresó la intención de renunciar a su cargo durante el encuentro, después de que el antiguo titular del brexit David Davis pidiera el domingo dimisiones y una rebelión del gabinete contra los planes de May.

Londres aún tiene que acordar con Bruselas cómo evitar una frontera visible entre las dos Irlandas, en caso de que las dos partes no lleguen a un acuerdo sobre su futura relación comercial durante el periodo de transición, que empezará tras la retirada británica el 29 de marzo de 2019 y que terminará a finales de 2020. La UE quiere que Irlanda de Norte quede dentro de la unión aduanera europea si ese acuerdo -negociado en el periodo de transición- no prospera, pero Londres rechaza esta opción porque implicaría situar la frontera aduanera en el mar de Irlanda, que separa Irlanda del Norte de la isla de Gran Bretaña. La propuesta resulta inaceptable para el Reino Unido, sobre todo para los unionistas norirlandeses, por razones constitucionales, ya que en la práctica la provincia quedaría fuera del régimen aduanero británico, como si estuviera separada de Gran Bretaña.

May llega hoy a Bruselas La primera ministra conservadora celebró la reunión de ayer en medio de este complejo contexto, antes de viajar a Bruselas para participar en el Consejo Europeo.

Un reducido pero poderoso grupo de euroescépticos rechaza, por su parte, que todo el Reino Unido quede en forma temporal en la unión aduanera si no hay acuerdo comercial en el periodo de transición.

Ese grupo teme que ese período "temporal", al no tener fecha concreta, se vuelva permanente, lo que impediría al Reino Unido negociar acuerdos comerciales con otros países fuera de la Unión Europea.

El portavoz oficial señaló que en la reunión de ayer hubo un fuerte apoyo de los ministros a las intenciones de May de que cualquier acuerdo del brexit preserve la integridad territorial del Reino Unido y no deje al país "indefinidamente" en un convenio aduanero con los otros 27 países comunitarios. Las negociaciones encallaron el domingo al término de una reunión en Bruselas no programada entre el ministro británico del brexit, Dominic Raab, y el negociador comunitario, Michel Barnier.

Cualquier acuerdo al que llegue May con Bruselas -si es que hay uno- deberá ser votado por el Parlamento de Westminster, cuyo resultado se presenta incierto e incluso podría ser rechazado, dadas las actuales discrepancias entre las formaciones políticas.

Desde la otra parte, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, pidió ayer "propuestas" a la primera ministra británica, Theresa May, para concluir las negociaciones del brexit y advirtió a los líderes de los Veintisiete de que deben prepararse "en el caso de que no haya acuerdo o este sea rechazado".

"Además de buena voluntad necesitamos hechos. Preguntaré a la primera ministra Theresa May si tiene propuestas para romper este impase. Solamente estas propuestas determinarán un futuro positivo para el brexit. También tenemos que estar preparados en el caso de que no haya acuerdo o este sea rechazado", afirmó Tusk en una rueda de prensa al término de la Cumbre Social Tripartita.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 países que se quedarán en la UE tras el brexit mantendrán hoy una cena de trabajo para, basados en una recomendación del negociador de la UE, Michel Barnier, decidir sobre los pasos a seguir en estas conversaciones.

El 23 de junio de 2016, los británicos votaron a favor de salir de la UE, después de más de 40 años de participación en el bloque europeo.