El exlíder escocés Alex Salmond, detenido por 14 delitos sexuales, dos de ellos intentos de violación

Los hechos denunciados por sus exempleadas ocurrieron presuntamente en 2013 en Bute House, la residencia oficial del ministro principal en Edimburgo

08.02.2020 | 16:17
Alex Salmond, durante su conferencia de prensa en Edimburgo.

edimburgo - El exministro principal de Escocia Alex Salmond, que ha sido detenido, se enfrenta a un total de catorce delitos sexuales, entre ellos dos por intento de violación, informó ayer la Justicia escocesa.

El exdirigente nacionalista, que ante los medios se declaró "absolutamente inocente de cualquier criminalidad", está acusado también de nueve cargos de agresión sexual, dos de abuso sexual y uno de desorden público, según el ordenamiento jurídico escocés.

Tras comparecer ante la Corte del Sheriff de Edimburgo, Salmond señaló que las autoridades policiales comunicaron la detención el miércoles a su abogado y que fue puesto en libertad bajo fianza con la condición de que ayer jueves compareciese ante la Justicia.

Agregó que no hará comentarios "hasta que el procedimiento haya concluido", pero reiteró su inocencia y aseguró que se defenderá "lo máximo posible ante la Corte".

"Ahora que este procedimiento criminal está en marcha es más importante que nunca respetarlo, y la única cosa que puedo decir es que rechazo absolutamente estas acusaciones de criminalidad y me defenderé en los tribunales", sostuvo. Pocos minutos antes de las 15.00 horas, el antiguo líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) entró a las dependencias judiciales de la capital escocesa por su propio pie y acompañado de sus representantes legales.

Desde el pasado agosto, las autoridades lo investigan a raíz de dos denuncias de presunto acoso sexual, presentadas por dos mujeres que fueron sus empleadas durante el periodo que estuvo al frente del Gobierno regional (2007-2014), acusaciones que él niega.

En su breve comparecencia de ayer ante la prensa, indicó que siente "gran confianza en el sistema judicial de Escocia" y que tiene motivos para ello, aludiendo a la batalla judicial que ganó, hace tan solo dos semanas, contra el Gobierno que presidió.

investigación interna El pasado día 8, la Justicia falló que el Ejecutivo de su sucesora, Nicola Sturgeon, infringió la normativa gubernamental durante la investigación interna que llevó a cabo por la presentación de estas dos denuncias.

La decisión se centró por completo en la actuación del Gabinete regional y no guarda relación con la investigación que la Policía está llevando a cabo sobre los delitos contra Salmond.

De acuerdo con la prensa local, los hechos denunciados por las exempleadas ocurrieron presuntamente en 2013 en Bute House, la residencia oficial del ministro principal en Edimburgo.

Sturgeon rechazó hacer ninguna valoración sobre la detención del que fuese su mentor y aseguró que pronunciarse sería "completamente inapropiado para mí o para cualquier otra persona".

Salmond, considerado una de las grandes figuras del movimiento independentista escocés, fue ministro principal de la región hasta 2014, después de que en el referéndum de independencia del Reino Unido el 55% de los escoceses rechazase la separación. Este resultado desencadenó su dimisión y que fuese sustituido por Sturgeon al frente del Gobierno y del SNP.

El ascenso y caída de Salmond en la historia política escocesa ha hecho que toda la prensa británica haya prestado especial atención a las acusaciones en su contra. Salmond llevó al SNP de una posición residual a otra predominante en el Parlamento escocés. En 2011 alcanzó la jefatura de Gobierno de esa nación, perteneciente a Reino Unido. Lo hizo además con una mayoría que le permitió gobernar en solitario, en un sistema proporcional que había obligado históricamente a formar gobiernos de coalición. - Efe/D.N.