Esparza no viaja a Madrid al acto apoyado por UPN

08.02.2020 | 18:46
Esparza, en el homenaje a víctimas de ETA.

PAMPLONA-. El presidente de UPN, Javier Esparza, no acude a la manifestación de la derecha convocada para este domingo en Madrid, que su grupo sí apoyó.

La candidata de Geroa Bai a la reelección como presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha rechazado de forma rotunda la presencia de UPN en la concentración convocada en Madrid por la Unidad de España, que supone "la certificación de su incapacidad para defender Navarra".Así lo ha señalado en un acto político de su partido, donde se ha preguntado por la presencia de los regionalistas en la concentración convocada por PP, Ciudadanos y Vox, donde "el último en llegar, UPN" ha ido a "defender la unidad de España contra el convenio económico, contra el Amejoramiento, contra los Fueros declarando la guerra al autogobierno de Navarra"."Es inaceptable", ha zanjado una Barkos muy crítica con los regionalistas, a quienes ha definido como "pequeños gamazos" porque "no habéis batallado" por Navarra y porque su presencia en Madrid este domingo es "la prueba de que sus intereses electorales están muy por encima de los intereses de los navarros".

El manifiesto de la concentración convocada por PP y Cs, con el apoyo de Vox, en la Plaza de Colón ha advertido al Gobierno de Pedro Sánchez de que "la unidad nacional no se negocia" y de que los españoles "no están dispuestos a tolerar más traiciones, ni concesiones".

"Los acontecimientos de los últimos días suponen una humillación del Estado sin precedentes en nuestra vida democrática", reza el manifiesto, leído por los periodistas Carlos Cuesta, María Claver y Albert Castillón, ante la presencia de miles de personas que han respaldado la protesta, cuyo lema ha sido "Por una España unida, ¡elecciones ya!".

En el texto, se subraya que "ningún gobierno está legitimado para negociar con la soberanía nacional" y que las cesiones "intolerables" de Sánchez al independentismo catalán representan "la renuncia del Ejecutivo a cumplir con su obligación de guardar y hacer guardar la Constitución".

"No estamos dispuestos a tolerar más traiciones, ni concesiones frente a aquellos que quieren destruir nuestra patria. Estamos aquí para decir alto y claro que la unidad nacional no se negocia", remarca la declaración, que concluye con la exigencia de convocatoria inmediata de comicios generales.