El Gobierno vasco niega a UPN y PP que las transferencias sean una "interpretación nacionalista" o supongan "un privilegio"

"Sostener que cumplir el Estatuto es fuente de desigualdad supone demoler el sistema autonómico"

08.02.2020 | 21:25
El portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka.

"Sostener que cumplir el Estatuto es fuente de desigualdad supone demoler el sistema autonómico" 

GASTEIZ.  Además, ha  advertido de que sostener que cumplir el Estatuto es "fuente de  desigualdad", supone "demoler el sistema autonómico en su integridad  y arrumbar particularmente con el autogobierno vasco".

El consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno y portavoz del  Gobierno autonómico, Josu Erkoreka, ha dado lectura al acuerdo tras  la celebración del Consejo de Gobierno, en respuesta a la  propuesta del PP aprobada en el Senado contra las transferencias.

El texto recuerda que el Estatuto de Gernika cumple 40 años en  octubre y que nació a propuesta de la Asamblea de Parlamentarios  Vascos, fue aprobado en Cortes Generales y ratificado en referéndum  por la ciudadanía vasca. "Es Ley Orgánica y norma básica de  articulación institucional de Euskadi", ha apuntado Erkoreka.

En este sentido, ha asegurado que el catálogo actualizado de  transferencias pendientes aprobado por Gobierno vasco el 22 de  septiembre de 2017 y remitido a la Cámara vasca, "es la puesta al día  del documento elaborado en 1993", y recoge "materias que ya han sido  transferidas con absoluta normalidad a otras comunidades autónomas".

Por ello, ha considerado que "es un absurdo pensar que todas ellas  defienden la interpretación estatutaria del nacionalismo vasco,  puesto que han sido ya transferidas muchas de ellas a otras  comunidades autónomas". Además, ha recordado que el Estatuto de  Gernika "es singular y contiene algunas previsiones que carecen de  parangón en los demás textos estatutarios".

"El Gobierno vasco niega categóricamente que el cumplimiento de la  Ley estatutaria sea fuente de desigualdad entre los ciudadanos del  Estado. Sostenerlo supondría demoler el sistema autonómico en su  integridad y arrumbar particularmente con el autogobierno vasco", ha  apuntado.

A su juicio, asegurar que "materializar las transferencias  pendientes sea expresión de un trato de favor o privilegio es faltar  a la verdad". "El Gobierno Vasco reitera que está demostrado que el  cumplimiento del Estatuto de Gernika mejora el bienestar de la  ciudadanía. Una gestión más cercana es sinónimo de una mejor  prestación de los servicios público. El Gobierno Vasco siempre ha  estado a favor de la necesaria cooperación, colaboración,  coordinación y solidaridad previstas en el ordenamiento jurídico", ha  aseverado.

En este sentido, ha subrayado que Euskadi "ha demostrado que es un  país solidario". "Ahora bien, la cooperación solo puede producirse  desde el reconocimiento y respeto a las competencias que legalmente  corresponden a cada institución", ha aseverado.

CUMPLIMIENTO INTEGRO

Por ello, el Ejecutivo vasco ha reafirmado su "compromiso de  continuar trabajando para que el Gobierno español cumpla íntegramente  el Estatuto de Gernika". "Es la primera vez que un Gobierno español  firma este compromiso en un calendario y un plan de transferencias  pendientes. Nuestra obligación es aprovechar esta oportunidad  inédita", ha indicado.

Josu Erkoreka ha apuntado que, en próximas horas, esperan recibir  la documentación "del resto de materias correspondientes al primer  bloque de negociación", que son siete en total. "La comunicación es  fluida y constante con el equipo de la ministra de Política  Territorial, y espero que podamos llegar a un acuerdo y convocar una  nueva comisión mixta de transferencias", ha asegurado.