Por una perspectiva transversal

Aprobado el dictamen de ley foral de Igualdad entre Mujeres y Hombres

Presentado por el Gobierno foral, el proyecto tiene por objeto "impulsar un cambio de valores que fortalezca la posición social, económica y política de las mujeres"

09.02.2020 | 00:11
Parlamento de Navarra.

PAMPLONA. La Comisión de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Parlamento de Navarra ha aprobado este martes el dictamen en relación con el proyecto de ley foral de Igualdad entre Mujeres y Hombres.

El proyecto de ley, presentado por el Gobierno foral, tiene por objeto "impulsar un cambio de valores que fortalezca la posición social, económica y política de las mujeres para, en aras a una mayor autonomía, eliminar los obstáculos que impidan o dificulten que el derecho a la igualdad sea real y efectivo en todos los ámbitos y etapas de la vida".

Para garantizar la equidad y evitar la discriminación, se integra la perspectiva de género como "principio rector" de todas las políticas públicas, incorporando estructuras, mecanismos y recursos tendentes a guiar la acción de la Administración foral, de las entidades locales, de las universidades y del resto de poderes públicos, incluidas las personas físicas y jurídicas.

En lo que a la organización del sistema se refiere, el Departamento competente en materia de igualdad se erige en el órgano responsable de planificar, coordinar y evaluar las políticas, tarea que ejercerá a través del Instituto Navarro para la Igualdad, organismo autónomo con rango de Dirección General que, bajo la dirección superior del consejero, se ocupará de diseñar, coordinar, impulsar y remitir al Gobierno el Plan Estratégico de Igualdad (6 años de vigencia) que se hará llegar al Parlamento de Navarra, previo informe del Consejo Navarro de Igualdad.

El instituto asumirá también la coordinación y el asesoramiento técnico de las Unidades de Igualdad de los Departamentos del Gobierno de Navarra (y de las entidades locales), encargadas de la incorporación transversal del principio de paridad, así como de asegurar una representación equilibrada en los órganos de participación y de toma de decisiones. A su vez, llevarán a cabo estudios e investigaciones desde la perspectiva de género, además de actividades de sensibilización en torno a las situaciones de desigualdad que se detecten.

Por su parte, la Comisión Interdepartamental para la Igualdad que, ajustada a lo previsto para los órganos colegiados, estará compuesta por directores generales o de servicio, se reunirá al menos una vez al año para conocer el Plan Estratégico de Igualdad de Navarra y, en general, para asegurar la coordinación y la correcta traslación de la política de igualdad a las actuaciones sectoriales.

En lo que a las entidades locales respecta, desarrollarán políticas destinadas a erradicar las desigualdades y discriminaciones en todos los ámbitos de la actuación municipal, pudiendo elaborar ordenanzas y planes de igualdad que recojan la perspectiva de género en todas sus políticas, programas y acciones administrativas. Para la elaboración de dichos planes se contará con los agentes sociales, económicos y asociativos implicados.

CLÁUSULAS DE IGUALDAD

La ley proyecta también la incorporación de la perspectiva de género a la contratación pública, objetivo que se fía al establecimiento de condiciones especiales de ejecución, en todo caso relacionadas con la empleabilidad de las mujeres. Del mismo modo, se admite la introducción de cláusulas de preferencia en las adjudicaciones a favor de empresas que adopten medidas de conciliación y no discriminación laboral.

Asimismo, está prevista la inyección de cláusulas de igualdad, bien de valoración u obligado cumplimiento, en las bases reguladoras de subvenciones, becas y cualquier otra ayuda pública. Entre los requisitos se hará constar también la imposibilidad de conceder ayudas a las entidades solicitantes que hayan sido sancionadas (resolución administrativa o sentencia judicial firmes) por ejercer o tolerar prácticas laborales discriminatorias por razón de sexo o género.

En educación, se promoverá una orientación académica y profesional sin sesgos de género y se pondrán en marcha proyectos coeducativos (en todas las etapas educativas) que fomenten la construcción igualitaria, la prevención de la violencia contra las mujeres y niñas y el establecimiento de relaciones afectivo sexuales respetuosas.

A tal fin, el Departamento trasladará al personal docente, a las empresas editoriales y a los consejos escolares de los centros públicos, concertados y privados las instrucciones necesarias para hacer efectivo en el currículo lo preceptuado por esta ley.

En salud, se garantizarán los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y se abogará por la corresponsabilidad en la prevención de embarazos no deseados y en la defensa de unas relaciones satisfactorias en todas las edades.

La ley concluye dando entrada a un régimen sancionador, donde se tipifican y castigan las acciones y omisiones en materia de igualdad entre mujeres y hombres. La competencia para la imposición de sanciones por infracciones leves (apercibimiento y multa de hasta 3.000 euros) y graves (entre 3.001 y 30.000 euros y prohibición de acceso a ayudas públicas entre uno y tres años) recae en el titular del Instituto Navarro para la Igualdad, mientras que las muy graves (entre 30.001 y 90.000 euros y prohibición de acceso a ayudas públicas entre tres y cinco años ) son potestad del consejero.

DEBATIDAS 73 ENMIENDAS

En el transcurso del debate efectuado en comisión se han discutido 73 enmiendas (18 in voce), de las que se han aprobadas 34. De ellas, 12 se corresponden con propuestas de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Orain Bai e I-E, 10 son del PSN, siete del cuatripartito junto al PSN, cuatro de UPN y una última de PSN y Geroa Bai.

Tras la aprobación del dictamen, el proyecto de Ley Foral de Igualdad entre Mujeres y Hombres será elevado al Pleno del día 21, para su definitivo debate y votación.