Salón del Automóvil

Frío encuentro entre Quim Torra y el Rey Felipe en Barcelona

El president no saluda al monarca en el Salón del Automóvil

Ambos se estrechan la mano, pero no cruzan ni una palabra

09.02.2020 | 08:04
Quim Torra (izda) y Felipe VI esquivan sus miradas en la inauguración del Salón del Automóvil.

barcelona - El rey y Quim Torra evidenciaron este viernes la frialdad de su relación durante la inauguración del Salón del Automóvil de Barcelona, donde el president de la Generalitat no recibió al monarca aunque hubo un protocolario saludo entre ambos sin que se les haya visto mantener conversación alguna.

La última vez que Felipe VI visitó Catalunya fue el pasado mes de febrero con motivo del Mobile World Congress, celebrado en el mismo recinto ferial de Montjuic en el que se ubica la edición del Automobile inaugurada ayer viernes. Si en aquella ocasión Torra protagonizó gestos de distanciamiento hacia el rey al no acudir a la cena inicial y no estar presente en los saludos de bienvenida, ayer volvió a repetir esa actuación al no formar parte de la línea de saludo a la llegada del monarca.

El rey accedió al interior del pabellón en el que se celebró el acto inaugural, y al dirigirse al lugar para la foto de familia es cuando vio que Torra estaba junto a los representantes del sector del automóvil y se acercó a él para estrecharle la mano sin intercambiar conversación alguna.

Tampoco la hubo durante la foto, en la que el president se situó a la derecha del jefe del Estado, ni durante el almuerzo que compartieron con otras autoridades, organizadores del salón y dirigentes de las marcas de vehículos que exhiben en Barcelona.

En la mesa redonda que compartieron junto a otra decena de comensales se situaron enfrente uno del otro, pero el diámetro de la misma no facilitaba una charla entre ambos.

Luciendo en la solapa de su chaqueta un lazo amarillo en solidaridad con los dirigentes independentistas en prisión, Torra acompañó al rey al término del almuerzo en el recorrido que realizó por los diversos pabellones de la muestra.

Pero si esa visita duró casi dos horas, el president sólo le acompañó en una primera parte, ya que a mitad de la misma se dirigió al rey para despedirse por motivos de agenda y estrechar de nuevo sus manos. En la parte del recorrido que compartieron tampoco se vio ningún intercambio de palabras y Torra se situó casi en todo momento en un segundo plano mientras que el rey departía con representantes del sector.

El hecho de estar en campaña provocó que en el acto inaugural del Automobile no hubiera palabras del rey ni de ningún político. - Efe

marcas

45

El salón Automobile, que abre al público este fin de semana, reúne a 45 marcas, un 50% más que en su última edición, y ocupa un espacio de 150.000 metros cuadrados.