El ‘yihadista’ de Tafalla: “Compré un arma simulada por una plaga de gatos”

La fiscal considera probado que el detenido se radicalizó en la mezquita de Pamplona

09.02.2020 | 08:36

pamplona - Un español convertido al islam, juzgado ayer en la Audiencia Nacional por autoadoctrinamiento, negó haber justificado la yihad en internet y que tuviera intención de viajar a Siria, y respecto a la compra de un arma de air soft del tipo AK47, explicó que la adquirió para acabar con una plaga de gatos. "Tenía una plaga de gatos y para no matarlos me gasté 60 euros en un arma de estas", fue la explicación que el acusado, V.F.M., que residía en Tafalla (Navarra) cuando fue detenido en 2017, esgrimió para justificar la compra, y sobre la elección del modelo que adquirió, un fusil AK47, precisó que fue simplemente porque dispara "muchas bolas en pocos segundos".

La Fiscalía considera por el contrario que se estaba adiestrando en el uso de armas y en las artes marciales para unirse a Estado Islámico (EI), por lo que pide para él una pena de 5 años de cárcel por autoadoctrinamiento y tres de libertad vigilada. La representante del Ministerio Público considera que no es "baladí" que se interesase por la AK47 y recordó cómo los agentes de la Guardia Civil que testificaron en el juicio, precisaron que el arma aparece en manuales de EI como la recomendada para entrenar antes de pasar a la acción. También, según relataron, EI recomienda las armas de air soft o simuladas con el fin de infundir terror en la población y asegurarse que las Fuerzas de Seguridad les abatan, garantizando así el martirio, tal y como ha ocurrido ya en algún atentado como el de Catalunya de 2017 en el que los terroristas portaban chalecos bomba simulados.

mezquita de pamplona Para la fiscal el acusado ha tratado en todo momento de quitar importancia al cúmulo de indicios contra él con manifestaciones del tipo que no sabe para qué se utiliza la AK47 o que él no la modificó sino que se le rompió. Lo mismo hizo, según la fiscal, al negar haber visitado la mezquita de Pamplona, donde supuestamente se radicalizó y a la que han estado vinculados otros detenidos por yihadismo, pese a "las pruebas que lo demuestran". Solo admitió su proximidad a la comunidad musulmana senegalesa en Tafalla y su intención de trasladarse a vivir a Senegal porque se sentía próximo a su cultura. "Son muy cariñosos y no buscan problemas con nadie, no como aquí", dijo. - D.N.