Esparza: "Las políticas de igualdad son clave para el desarrollo de cualquier comunidad"

09.02.2020 | 09:21
Javier Esparza (d), en un acto electoral de Navarra Suma en Landaben.

PAMPLONA. El candidato de Navarra Suma a la presidencia del Gobierno Foral, Javier Esparza, ha subrayado que las políticas de igualdad son "fundamentales para el desarrollo de cualquier comunidad" y ha apostado por trabajar en la materia "desde el respeto y la tolerancia cero" hacia la violencia contra las mujeres.

Así lo ha afirmado este sábado en un acto electoral en el que ha estado acompañado por diversas integrantes de la candidatura. Esparza, que ha indicado que las políticas de igualdad "no son solo de mujeres" sino también de hombres, ha apostado por un trabajo conjunto en la materia.

El candidato ha defendido "que todas las mujeres en Navarra sean libres para poder decidir". En este sentido, ha apostado por "educar en las escuelas pero respetando a los padres, a las familias y a los alumnos".

"Por eso decimos 'no' a Skolae", ha indicado, tras mostrarse partidario de educar en igualdad pero siempre "desde el respeto a la voluntad de las familias".

"No creemos que sea bueno que estas políticas se hagan desde una única visión, un único pensamiento, el pensamiento único del Gobierno de turno que lo impone a los ciudadanos, voy a presidir esta comunidad pero no voy a imponer mi pensamiento a nadie", ha sostenido.

Esparza, que ha recordado que UPN siempre "ha reconocido el valor de la mujer en la actividad política", ha asegurado que los regionalistas han realizado muchas acciones en esta materia pero "queda mucho por hacer".

Las políticas de igualdad, ha añadido, "son de todos, no son patrimonio de la izquierda, no son de ahora, de esta legislatura: se llevan haciendo en Navarra veinte años, esta legislatura se han dado pasos, es verdad, pero hay que seguir dando pasos".

Por todo ello, ha apostado por un pacto social y político por la igualdad en el trabajo, para fomentar la conciliación de la vida personal, laboral y familiar. También ha defendido que el Instituto Navarro para la Igualdad dependa directamente de la presidencia del Gobierno y no de un consejero.

Además de seguir sensibilizando y educando "sin imposiciones y respetando a los padres", ha abogado por facilitar la incorporación de las mujeres a la vida laboral después de ser madres.

Igualmente, ha prometido formar a funcionarios en la materia y por un plan estratégico contra la violencia de género. Finalmente, se ha mostrado favorable a mantener la prisión permanente revisable para los casos de violencia extrema.