La derecha presiona al PSOE para recuperar el poder en Navarra

Los partidos de derechas hablan de “traición” y condicionan los pactos a lo que ocurra en la Comunidad Foral

Y la ‘Caverna Mediática’ habla de Navarra en términos bélicos

09.02.2020 | 13:26
El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, en rueda de prensa.

pamplona - Ante las negociaciones que el PSN va a llevar a cabo a partir del miércoles con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra para intentar pactar un gobierno de progreso y parar a la derecha en Navarra, la última semana los diarios de tirada estatal, sus articulistas, y líderes políticos de todas las derechas y de todas las comunidades intentan sacar las tripas a un, todavía hipotético, acuerdo entre los partidos del cambio en Navarra y los socialistas.

Todos estos medios de comunicación y políticos han sacado la artillería del españolismo más rancio y conservador y han disparado en cascada la carga argumental de ETA, de Catalunya y del nacionalismo que viene a romper el reino de España. Y con ese coctel acusan directamente a Pedro Sánchez de vender España a cambio de ser presidente.

presión de la 'caverna mediática' "¿Qué planes tienen los pupilos de Sánchez en Navarra? ¿Dejar gobernar a los que son, en teoría, constitucionalistas como ellos o sumarse a la sopa agria del submarino vasquista?, se pregunta el periodista Carlos Herrera en su blog, donde, además, sitúa a los partidos vascos en "el lado oscuro", o lo que es lo mismo, el lado del mal, asegurando que "ciertamente el socialismo vasco ha amagado muchas veces apuntarse al lado oscuro, pero finalmente se ha comportado con lealtad a los intereses meramente navarros".

En la misma línea, y en clave bélica como si de la reconquista se tratase, han abierto portadas en diarios estatales. El Mundo: "Bildu reclama Pamplona a cambio de entregar el Gobierno de Navarra al PSOE". ABC: "El PNV exige a Sánchez que le entregue Navarra". Además, han llenado con los posibles pactos en Navarra editoriales y artículos, como El Mundo que el pasado sábado tituló su editorial con "Navarra, piedra de toque del PSOE", asegurando que "si Chivite se apoya en Bildu, el discurso de Ferraz naufraga", o que si Sánchez "comete semejante error", y permite al PSN llegar a acuerdos para gobernar, "Navarra quedará seriamente abocada a la vía nacionalista identitaria que concluye con la integración en Euskadi. Viejo sueño acariciado no solo por el PNV, sino también por los albaceas de ETA", demonizando este diario, una vez más, el derecho constitucional de la Transitoria Cuarta. Pero no fue el único artículo del sábado en ese medio, sino que su periodista Rafa Latorre pedía en su columna que "todas las negociaciones, hasta la pedanía más miserable, deberían estar paralizadas hasta que se resuelva lo de Navarra". Este periodista lamentaba, además, que "lo de Navarra ni siquiera abre los informativos". Y ayer lunes la presión al PSOE no cesó en el medio con más tirada de la derecha, donde Federico Jiménez Losantos situó a Albert Rivera como "escolta de Sánchez" y criticó que ahora esté dispuesto a pactar con el PSOE "a cambio de ser aceptado en los círculos de los políticamente correcto". Además, censuró que "pueda pactar con Sánchez, socio de Bildu, ERC y Podemos; y no con Abascal, que defiende España, el Rey y la Ley". Y advirtió de que Cs entregará "Aragón al PSOE que a cambio entregará Navarra a Bildu y al PNV".

la derecha en bloque Y así, con la obsesión y la intención de que Navarra siga anclada en fórmulas pasadas, refuerzan la posición de los partidos de derechas que forman la coalición de Navarra Suma (UPN, PP y Ciudadanos). Ni en Andalucía pierden de vista a los navarros. Allí, el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, dijo ayer estar "preocupado" por el posible "cambio de cromos" en torno a Navarra, y que "el PSOE está dispuesto a ceder a la izquierda radical, a los herederos de Batasuna".

Por su parte, el presidente de Vox, Santiago Abascal, aseguró que "si los socialistas se hicieran con el Gobierno foral gracias a la abstención de los abertzales sería dramático". Y advirtió de que un acuerdo para lograr la abstención de EH Bildu en la Comunidad Foral tendría, desde su punto de vista, "consecuencias políticas mucho más allá de Navarra". También se pronunció el secretario general de Cs, José Manuel Villegas, que señaló que el PSOE "tiene que decidir si deja gobernar a los constitucionalistas" o "pacta con los nacionalistas".

Tampoco el presidente del PP vasco dejó pasar la ola y avisó al PNV de que "las tonterías en Navarra" pueden tener "consecuencias" en Euskadi y que no facilitará la gobernabilidad al lehendakari, Iñigo Urkullu, si el PNV conforma en Navarra junto con EH Bildu una alternativa para obstaculizar que gobierne Navarra Suma. Además, Alonso pidió que "no se hagan cosas raras" en Navarra.

Y entre otros líderes de la derecha, también se pronunció el secretario general del PP, Teodoro García Egea, quien recordó al PSOE que "el PP le votó a Patxi López, para que fuera lehendakari, a cambio de nada". Además, Egea aseveró que "el PSOE está entregándole al PNV la comunidad de Navarra y a Bildu el Ayuntamiento de Pamplona".