Oteiza mantiene la Alcaldía de Villava, donde EH Bildu gobierna desde 2011

Todas las formaciones eligieron a sus cabezas de lista a excepción de Geroa Bai, que votó en blanco

09.02.2020 | 15:08
Mikel Oteiza, en el centro con la vara de mando, acompañado por el resto de concejales del Ayuntamiento.

pamplona - No hubo sorpresas en Villava y tal y como se preveía, Mikel Oteiza (EH Bildu) volverá a estar al frente de la Alcaldía de la localidad. Uno de los feudos de la formación abertzale en la Comarca de Pamplona, donde lleva gobernando desde 2011 (tres legislaturas). Oteiza se hizo con el bastón de mando como la lista más votada tras obtener los sufragios de los siete representantes de EH Bildu, dos menos que los necesarios para alcanzar la mayoría absoluta. El resto de partidos designaron a sus propios candidatos a excepción de los tres ediles de Geroa Bai, que votaron en blanco.

La constitución del Consistorio se pareció mucho a la de hace cuatro años, cuando Oteiza fue proclamado alcalde con los votos favorables de sus compañeros de formación, que eran ocho, uno más que en la presente legislatura, una circunstancia un tanto paradójica, ya que EH Bildu ha aumentado sus votos, de 2.222 en 2015, a 2.354 el pasado 26 de mayo. Como segunda fuerza en el Ayuntamiento de Villava se erigió Navarra Suma (UPN, PP y Ciudadanos), que cuenta con cuatro concejales; Atarrabia Geroa Bai, con tres; PSN, con dos; e I-E, con un edil.

punto y seguido Tras la promesa del cargo -en la que cada formación eligió una formula legal diferente- y la votación, Mikel Oteiza recogió el bastón de mando del Consistorio y agradeció a sus votantes "el apoyo recibido", a los vecinos de Villava "por querer lo mejor para el municipio" y a los concejales y concejalas electos "su compromiso y vocación". "Hoy (por ayer) el Ayuntamiento pone punto y seguido a la andadura de estos últimos cuatro años. Nos sentimos especialmente motivados y motivadas ante este nuevo comienzo", apuntó.

En cuanto a los resultados que habían dejado las urnas el pasado 26 de mayo, Oteiza destacó que "Villava es un pueblo diverso y prueba de ello es el abanico de opciones políticas representadas en este pleno, cinco concretamente". Consciente de que EH Bildu tendrá que llegar a acuerdos con otras formaciones para implantar medidas durante esta legislatura, confió en que se llegue "a acuerdos que beneficien al conjunto de la ciudadanía".

Por su parte, Javier Señas (I-E) fue el segundo en tomar la palabra en el orden de intervenciones, como lista menos votada, y se disculpó ante sus votantes "por no haber sabido transmitir bien nuestras propuestas", después de haber pasado de dos a un concejal. Todo lo contrario expresó la candidata del PSN, Yadira Martín, que aseguró que los socialistas están "llenos de ilusión" después de haber redoblado los ediles, de uno a dos. "Hemos demostrado que somos responsables y que para nosotros lo primero es el pueblo", señaló.

"Desde Atarrabia Geroa Bai hemos captado el mensaje lanzado por la ciudadanía y entendemos que el grupo mayoritario es quien debe hacerse con el mando", señaló Mikel Asiáin, cabeza de lista, para razonar el voto en blanco de los tres concejales de Geroa Bai, los mismos que tuvo en 2015. "Nuestro voto no es un cheque en blanco, porque más de 900 personas han confiado en nuestro proyecto. En estas legislaturas se ha avanzado mucho, pero todavía quedan cosas en el tintero: la participación ciudadana, el centro de salud o el Consejo de Igualdad", apuntó.

El último en intervenir fue el candidato de Navarra Suma, Richard García, que destacó "la pluralidad del Consistorio", donde no hay mayorías claras y donde la coalición de derechas ha ganado un escaño (de 3 a 4). "Por ello la labor de Gobierno debe desarrollarse con moderación y responsabilidad. Nosotros nos hemos erigido como la principal alternativa y lideraremos la oposición desde la lealtad institucional", sentenció.